lunes, 1 de febrero de 2010

¡Hagan juego!

La Partida.
No vendería su voz pues se arriesgaba a no poder disfrutar nunca más de sus silencios. Por eso continuaba saltando de plataforma en plataforma siempre alerta ante los nuevos obstáculos, siempre con miedo a un "game over" definitivo. La vida como un videojuego liberado de toda virtualidad, ascendiendo por la textura de cada experiencia como por estructura de metal y cielo.
Pensaba en ganar la partida y acceder al castillo de la princesa aún cuando hace ya mucho que la princesa se independizó del castillo, de la realeza y de la monótona e insulsa realidad.

5 comentarios:

RMC dijo...

Pues parece que el andamio era para reparar el castillo,
una imagen espectacular,
que tengas una feliz semana.
saludos.

imaginatext dijo...

Aterrizo en tu blog por casualidad (así son los mundos de internet) y no quería dejar pasar la oportunidad de felicitarte por él.
Si no te importa, me gustaría visitarlo de vez en cuando.

en las nubes dijo...

¿las princesas tambien vienen de las ranas?

Maria Coca dijo...

La vida como una partida por jugar, entre la realidad y la ficción. Me gusta...

Un abrazo.

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola! Si has perdido tu paraguas quizás lo encuentres en mi blog. Si coges otro no pasará nada, si no lo necesitas o no te gusta ninguno puedes llevarte de recuerdo alguna de mis fotos para tu blog o para lo que quieras, me sentiré muy halagado.
Ansin soy yo!