sábado, 6 de febrero de 2010

Luces y sombras.

Necesaria compañera.
Ella era necesaria a pesar de su negrura. Recortaba siluetas y contornos, definía dudas, insinuaba paraisos, sugeria horizontes, proyectaba orgullos.
Seguía fiel, sin retraso, los pasos de quien pretendía esquivarla y calmaba los rigores de la mas ardorosa canícula. Solo viéndola surcar las baldosas de la acera puede saberse de la luz y del día radiante que se avecina.

14 comentarios:

Sara dijo...

Preciosa foto.

*Sechat* dijo...

¡Qué bonita y poética forma para describir la sombra! Un abrazo.

mar dijo...

Buena foto.

Tereza dijo...

bonita foto... soledad?

anabel dijo...

Preciosa reflexión acerca de esta vida llena de luces y sombras.

Me ha encantado la foto.

Un abrazo.

en las nubes dijo...

¿Y peter pan que dice de esto?

Maria Coca dijo...

Interesante. Las sombras que proyectamos... no serán las que nos proyectan?

Un abrazo.

Manuel (Solrak) dijo...

Perfecta fotografia, para representar la ptoyección de uno mismo, y bonita forma de describirla.

Un abrazo desde mi tiempo de poesia.

Esencia dijo...

dificil poetizar la sombra y cn que éxito lo haces tú...

Grato paseo por este blog.

Con cariño, esencia.

Oyana dijo...

Las cosas que apenas se tienen en cuneta, que no parecen necesarias son las que nos llenan la vida de ilusión.
Vuelvo por aquí con ilusión y me encuentro con tu poesía y con la belleza de lo escribes.
Un abrazo

GINEBRA dijo...

Inseparable compañera la sombra, tratamos de esquivarla, pero ella no se resiste: no nos abandona. Nos conoce bien y sabe de nuestros desvelos, de nuestras tristezas y también de los momentos alegres que vivimos, Queiles.
Espero que estés bien, un beso.

gaia56 dijo...

Pues chapeau la fotografía. Sí señor que las sombras son necesarias, reslatan mucho m´`as las zonas de luces.
Un beso.

Laurita dijo...

Un día voy a hacer un saquito con todas tus palabras y me lo voy a guardar en el bolso, de manera que vaya siempre conmigo. Llevo muchos santos en la cartera que me hacen mantener la fe en la vida. Llevaré tus palabras conmigo para que me hagan mantener mi fe en la literatura.

Un saludo.

Queiles dijo...

!!!Uffff!!! ¡¡¡Gracias!!! Me abrumas Laurita. Me halagan tus palabras. Sobre todo por que vienen de ti. ¡Gracias otra vez!

Besos