miércoles, 17 de febrero de 2010

Miradas que matan.

Señorita.
El no podía dominar las lagrimas que afloraban a sus ojos. Ella, antes de doblar la esquina, se volvió y lo miró por encima de sus gafas de sol mientras susurraba:
"Los hombres que a mi me gustan no saben llorar"

12 comentarios:

Abriles dijo...

y sin embargo, yo que amo tu fragilidad que se deja ver, yo que amenudo te llevo hasta su orilla

anabel dijo...

Hay que ser insensible para ese comentario. No hay nada como la fragilidad y la ternura que despierta un hombre llorando, intentando contener las lágrimas.

Un abrazo.

GINEBRA dijo...

Yo opino lo contrario, los hombres que a mí me gustan son los que saben llorar y lo hacen en los momentos adecuados o cuando sienten que deben hacerlo. Besitos

Laurita dijo...

Los hombres tienen que saber llorar, de lo contario, no pueden ser llamados hombres.

Un saludo.

Sara Royo dijo...

Bueno... sobre gustos no hay nada escrito ;)

pila de cosas dijo...

Quizás solo le gustaba, aquello que no podía tener...

A mi me gustó lo escrito...


Un abrazo de arena, como un granito, de esos que mueven montañas...

maga dijo...

Nada tan bello como ver a un hombre expresar sus sentimientos y emociones... y si es llorando, pues que así sea.
besos!

eltauromquico dijo...

A mi me encantan las lloronas...

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola! Entiende este comentario como una muestra de gratitud por el afecto recibido por ti. Te ofrezco las flores de mi jardín.

en las nubes dijo...

Guuuuuuuuuuuuuuuuuuuaaaaauuuu!!!!

Maria Coca dijo...

Una frase que no deja dudas sobre cómo es esa mujer. Pobre hombre!

Un abrazo.

Nadia Medina dijo...

muy bonito tu espacio te seguirè visitando