lunes, 22 de junio de 2009

Mala Reputación.

Máscaras.
Como tenían miedo a ser rechazados; nada más llegar a su nuevo hogar, la familia en pleno salió aquel día de compras dispuesta a adquirir las mas económicas y sugerentes máscaras sonrientes usadas en aquella ciudad.



11 comentarios:

Kostas Vidas, poeta de cantina dijo...

yo tambien sonrío borde.
Un saludo.
Siempre con la memoria de Ferrer

Sara dijo...

Yo, a veces, no sonrío.
A veces, sí.
Pero nunca sonrío sin ganas. No sé hacerlo.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Buenísma la foto y el texto hasta en rima lo escribiste, te luciste amigo.

Un fuerte abrazote.
Cuidate.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Eso de las máscaras me acordó a un escrito ... lo pondré en mi post y a ver si te gusta ... se llama "Disfraces"
Un beso

Troba dijo...

Caretas de yeso...

Grande Paco!

Maria Coca dijo...

Brillante. Mejor unirse a la mayoría, sin duda.

Besos y aplausos.

Oyana dijo...

Mal asunto ese de cambiar la cara para no ser rechazado...
Esconderse tras una máscara para ser aceptado, para ser como los otros desean que seas siempre se vuelve en contra de uno mismo.
Un beso, Queiles. Ya ando de nuevo por aquí.

en las nubes dijo...

que original eres!!!

Amapola Azzul dijo...

Los humanos somos gregarios, precisamos de ser aceptados dentro de un grupo, quizás como los cánidos con las manadas.

Las ventajas de pertenecer a un grupo son múltiples,a veces incluso se te resulven necesidades básicas como trabajo, comida, etc...

Los jefes dominantes siempre tendrán sus reglas,el que no las acepte será expulsado,....pero siempre le quedará la esperanza de ser lider de su propia manada, fuera del grupo anteriormente establecido, no es fácil.

Bueno, las máscaras quizas sean necesarias para la supervivencia.

No lo sé, saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Eso, eso que hablen de nosotros, aunque sea malamente!
jajajaja

Saludos!

Cris dijo...

Ufff malo ponernos máscaras ante los demás para ser aceptados, pero peor ponerlas ante nosotros mismos y vivir engañándonos.

saludos