viernes, 19 de junio de 2009

Anantapur.

El sabio de los últimos.
Aquel sabio hablaba con gestos y miradas; no habiendo argumentos mas capaces y seductores que los suyos, pues cada una de sus teorías plantaba fuertes raíces que llenaban de luz los lugares mas perdidos del planeta. De tal manera que la oscuridad se hacia luminosa y la verdadera ceguera quedaba para los que tenían miedo del sabio y de su contundente opción por los enmudecidos, los últimos, los nadie.
Aquel sabio dejaba crecer su esencia tras comprender, que la dignidad se recobraba al soltar todo lo que impedía a sus manos ser estrechadas.

10 comentarios:

GINEBRA dijo...

Precioso homenaje a este hombre menudo y grandeee como un castillo y más aún... No hace mucho escribí un post sobre él, su legado y su trabajo en Anantapur.
Hoy se ha ido y creo que en todo el Planeta habrá duelo porque ha hecho tantas cosas enormes en esos 55 años.
Me da tristeza, pero puede ir bien tranquilo porque él ha sembrado todo y ha recogido un campo lleno....
Besos, señor Queiles y gracias por este homenaje.

Maria Coca dijo...

Una gran pérdida. Siempre he pensado que era un hombre especial, repleto de luz. Y esa luz se nos ha apagado...

Preciosas palabras las tuyas.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Un gran hombre!... y sigue entre nosotros...
un beso

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Wowwwwwwwwww que imagen tan buena, igual que la vez pasada. Hermoso.
un abrazo Queiles amigo.
Cuidate.

Troba dijo...

Una décima de esa sabiduría a los gobernantes.

Saludos.

virgi dijo...

Tanto amor como estrellas. Tanta humildad como cada pobre al que socorrió.
Pocas personas nos enseñan tanto.
Un abrazo y besos al aire

Tony Amesty dijo...

La sabiduría......

Un abrazo

Sara dijo...

Ya sabíamos q era mayor y estaba enfermo, pero... q pena. Con la falta q nos hace la luz, ahora, en este mundo loco y oscuro... Era la mano de Dios, la q trabaja, la q da, la q sirve sin palabras vanas ni oropeles, sin pedir nada a cambio. Era el respeto y la dignidad, el amor y la constancia, la voluntad y el esfuerzo. Era un buen hombre. No tenemos muchos así.
Descanse en paz.

Georgia dijo...

Paso a saludar y a leerte...


excelente fotografía

un abrazo

Amapola Azzul dijo...

Hace falta gente así en el mundo.
Supondo que su luz no se ha ido del todo, ...

Saludos.