viernes, 17 de abril de 2009

Reino animal lll

El candidato
Sabia que nunca votaría por él. Era un cetáceo de los de siempre y su actitud política se limitaría a permitir de vez en cuando que pequeños pececillos y gambas, gregarios y domesticados, se le introduzcan por la boca para limpiarle los parásitos o restos de comida, sin hacerles ningún daño durante su trabajo. A ellos los mantiene contentos y, de camino, luciría limpia y brillante su imagen exterior. Es un auténtico tiburón con candidatura a las urnas solo alertado por la presencia de otro escualo depredador.

17 comentarios:

Lúcida dijo...

Quién iba a pensar que saliera algo bonito...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Tremendo eso de "Reino animal" en conjunción con la foto...


jajajajaja

Saludos!

Camille Stein dijo...

el mundo

este gigantesco acuario

repleto de sonrientes tiburones


un abrazo

Cris dijo...

Vaya pandilla, lástima que no sea un chiste entre un francés, un venezolano y un italiano para poder acabar riéndonos... lástima que estos personajes navegen libres por nuestros tiempos.... ains...

GINEBRA dijo...

Queiles, no habría imaginado una definición mejor, jejejejejejejeje... besitos y buen finde

Groucho dijo...

A MI LO QUE ME GUSTA MAS DEL GABACHO ES CARLA BRUNI.
(COMENTARIO MACHISTA, QUE NO PIENSO RETIRAR)
SALUDOS.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Dan miedo y risa.

Troba dijo...

Orwelliano

saludos!

Sombra de Luna dijo...

Jaja, me encanta el titulo que has puesto a tu ultima entrada...
un abrazo!

Abriles dijo...

Querido Cómplice: te regalo este cuento

"En el cine y en la literatura, este monstruo artero y sanguinario navega por los mares del mundo, con sus fauces siempre abiertas y su dentadura de mil puñales: piensa en nosotros y se relame..

Fuera del cine y de la literatura, el tiburón no muestra el menor interés en la carne humana. Rara vez nos ataca, como no sea en defensa propia o por error. Cuando algún tiburón muy miope nos confunde con un delfín o un lobo marino, pega un mordisco y escupe con asco: somos de mucho hueso y poca carne, y nuestra poca carne tiene un sabor horrible..

Los peligrosos somos nosotros, y bien lo saben los tiburones; pero ellos no hacen películas, ni escriben novelas." .

Queiles dijo...

Este microrelato en ningún momento habla del tiburón como peligro para el hombre sino que asemeja su condición de depredador nato, a la realidad de los poderosos en el hámbito humano.
Gracias

abriles dijo...

claro que se que tu microrrelato no habla del tiburòn como pelibro para el hombre. Solo te regalaba el cuento que deje por aca.

Nausicaa dijo...

Q grima dan, y cuanto más juntitos más grima aún!

Oteaba Auer dijo...

La foto y el irónico textto no tiene desperdicio jajaja besos

Georgia dijo...

y apenas pueden ver chispas diminutas del horror creado por este hombre...

un abrazo desde venezuela

Maria Coca dijo...

Muy bueno. Las comparaciones en éste caso, no son odiosas sino muy acertadas.

Besoss

Emilio dijo...

Vaya dos payasos (con perdón para los payasos auténticos que merecen todo mi respeto, pero no estos dos mamelos).

Saludos.