sábado, 1 de noviembre de 2008

Cadenas.


Planes de futuro.
Libre. Decía cuando le preguntaban que quería ser de mayor. Para ello tendría que pasar la vida esquivando las dentelladas de dos grandes perros de presa: El totalitarismo y la banalidad . No se sabe aún cual de los dos instauró más cadenas. Como tampoco se sabe quien las llevó de verdad: el preso o el carcelero. Ahora , al cabo de los años, un dulce viento le susurraba que no perdiera sus raíces de infancia pues la tan nombrada libertad tiene un marcado carácter y no hay mérito en conseguirla, sino en mantenerla.
Libre. Sin que la herrumbrosa fatiga de la monotonía, llegue a tocar con su óxido, la sangre de sus venas.

20 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Decía el poeta, que las cadenas son para romperlas.
Saludos!

Con un par de Sensores dijo...

Me encanta esa imagen, bordada de eslabones sólidos y férreos. Buena reflaxión. Besos!

GINEBRA dijo...

Buenos días señor Queiles... me ha encantado esta reflexión, de alguna forma hace una semana escribí algo parecido a lo tuyo, pero desde la realidad de los acontecimientos que pasan... pero, claro, la realidad y la ficción (tu reflexión) son caras de una misma moneda.
La LIBERTAD, hasta el nombre es bonito!!!! hay que escribirlo con mayúsculas, ¿verdad?. Besos

Maritza dijo...

Libertad, como la apreciamos y lo difícil que es mantener su vuelo

Un abrazo Queiles

XuanRata dijo...

Sabemos que el mar acabará rompiendo las cadenas, pero mientras tanto nos toca a nosotros avanzar un poco la tarea con nuestra mínima lima.

PAOLA dijo...

Amigo, abrazo tu libertad para escribir tan bello ,celebro la libertad de ideales, la coherencia del discurso, la negación del sometimiento, las cadenas que hacen a la libertad más valiosa.
Escapando de las mandíbulas babaeantes de esas fieras de presa, reivindico el sentido profundo de la libertad, que no es de afuera hacia adentro sino a la inversa.
Un abrazo libre

Oteaba Auer dijo...

La monotonía todo lo mata; pero creo que llegar a conseguir la libertad, es el primer paso antes de enrar en la fase mantenimiento. Ser libre es tener la capacidad de poder escoger sin ningun tipo de conidiconamientos ni coacciones...dificil llegar a ella..
Estupenda reflexión y preciosa fotografía.
besos

Cornelivs dijo...

Bendito aquel que rompe sus cadenas y que encuentra dentro de su corazón la libertad...precioso post Queiles.

Si te sientes libre...¡eres libre!

Grandes verdades dices. UN ABRAZO.

Nacho Carreras dijo...

Los eslabones de las cadenas a veces construyen a veces torturan...
Saludos.

CRIS dijo...

Hay cosas que ninguna cadena puede atar, son nuestros sentimientos, nuestra alma, nuestras ideas. Aun así, las mayores cadenas y esclavitudes nos las creamos nosotros mismos. El paso previo para ser libres es permitirnos serlo.

besos encadenados

Lúcida dijo...

Y sin cadenas no hay libertad, y sin libertad no somos nadie.

MaRiLu dijo...

Cada vez tus posts son más bellas,
llenas de sabiduría...

Los apegos nos mantienen encadenados...

María Socorro Luis dijo...

Estoy comenzando a leer tu blog y me encanta... Pura poesía.
Seguiré leyendo
Comparte tú el mío.

Ericarol dijo...

preciosa fotografía con el mar de fondo. odio las cadenas, sobre todo las autoimpuestas y libertad es mi palabra favorita, en todos los idiomas!!!

Besos!

Carol dijo...

Yo quiero cadenas, cadenas que sostengan un ancla. Capitanear un barco.. sueños..

un beso enorme

Vive Malabar dijo...

Odio a los que cohartan o se cohartan la libertad...sin embargo me gustan las cadenas, por su forma, por su simbología, por su union entrelazada y no soldada. a pesar de su rigidez, son "flexibles". Las cadenas siempre deberían llevar el candado abierto.

bonita tu reflexion!

Metáfrasi dijo...

Un gran descubrimiento tu blog. Enhorabuena, te añado a mi lista de enlaces.

Saludos desde Atenas

Jeanne dijo...

Cuando veo cadenas sólo pienso en la libertad.

Cadenas y mar....que gran contradicción, verdad ?

:-)

Sonita dijo...

la libertad es un tesoro que debemos saber guardar sin por ello encerrarla y por ende perderla por exceso de cuidado!
bello escrito y linda foto que lo acompaña.
un dulce slaudo

Maria Coca dijo...

Bonito sueño... o realidad... La libertad siempre es posible.