viernes, 1 de abril de 2011

Bella Durmiente 3.0

Besos
Erase una vez una bella durmiente que necesitaba demasiados besos para despertar. Otras veces se despertaba cuando le apetecía,sin besos.
Se extendió su fama por todo el reino y todas las bellas durmientes se anotaron a la nueva tendencia.
Los principes debieron reciclarse y a partir de entonces los besos dejaron de ser herramienta de sometimiento y coacción.


Caperucita - Ismael Serrano

5 comentarios:

María dijo...

Me alegra volver a leerte.

Un beso.

Groucho dijo...

Soy mas de Blancanieves...
SALUD.

Nuria L. Yágüez dijo...

Es precioso. Me encantó porque mi pareja me recuerda demasiado a esa bella durmiente,..., Un cuento genial

en las nubes dijo...

Se te echaba de menos!!!

un abrazo ;D

Bohemia dijo...

Genial. Te he echado de menos!!!!