miércoles, 17 de marzo de 2010

Enredos.

Pintadas.
Escaseaban cada vez más las paredes libres en las que libremente escribir palabras como "LIBERTAD". La mayoria estaban ya patrocinadas y conservaban su mudez virginal bajo astronómica clausula contractual.
Entonces hubo quien construyó paredes sin otro sentido. Sin edificio, sin trastienda... Muros que ni encerraban, ni dividian. Solo se dejaban llenar por palabras nuevas de frondosa enredadera.

9 comentarios:

Fernando dijo...

En un viaje hacia el sur de España pasé por el pueblo de Linares, Caminé por diversas calles para tratar de conocer algo de la vida de sus habitantes. Al fondo de una calleja que servía de enlace con otras calles, encontré un graffiti muy pequeño y humilde, en un rincón sombrío, que ponía "Abajo Carter" Hasta donde puede llegar la inconsciencia vital de algunas personas. Un cordial saludo.

GINEBRA dijo...

Si en los muros sólo se pusieran palabras tan bonitas como Libertad, sería maravilloso, pero el caso es que yo encuentro cada pintada o frase (con dibujito incluído) que dan ganas de coger al graffitero en cuestión y hacerle tragarse el bote de pintura , por no decir otra cosa.
Ese muro con enredadera está muy bien. Prefiero plantas a pintadas.
Oye, beso de media mañana, niño!!!

Tereza dijo...

Una pared "libre" no deja de ser pared, muro. No importa lo que se le escriba encima.

GEORGIA dijo...

hermoso, viajé en libertad

PAOLA dijo...

Queiles, te he extrañado amigo y a través de esta frondosa enreadera es un placer reencontrarte
Un abrazo

anabel dijo...

¡Qué mayor libertad que la que escribe esta enredadera, pared arriba!
Preciosa entrada.
Un abrazo y que tengas un buen fin de semana.

Suso dijo...

Que buena entrada..
que importante pintar y escribir en las paredes de nadie, para que todo el que pase pueda nombralo..

Jasonia dijo...

Un contrasentido levantar muros para pedir Lbertad, aún así, seguiremos pintando!

Un saludo.

Queiles dijo...

Por que hay muros, no se deja de clamar con los trazos libres de la enredadera