lunes, 19 de octubre de 2009

Expediciones.

Avalanchas de mar y horizonte.
Dura avalancha. Le vino encima como el mas arduo y lastimero aviso que se nutre de esperanza, pero que se deja llevar por la inercia de los sueños desvencijados, de los boletos no premiados, de los boleros nunca bailados o de la mas inquietante perspectiva que se vislumbra en lontananza. A veces los estribos solo evitan que el caballo se desboque por unos minutos. Al final el instinto rompe las bridas y surge en pocos segundos el misterio de la vida. Como si un lago inquieto se encaramara a la dicha de un apagado vestigio de oleaje, haciendo que el eterno fulgor, a veces llanto, a veces emoción, llegue a la cubre en el llano desierto, en el siempre escarpado destino que avanza hacia un punto sin medida, sin retorno, lleno de horizonte.

8 comentarios:

anabel dijo...

Sí, puedes intentar contener la avalancha por un poco de tiempo, pero al final los muros ceden y el agua lo arrasa todo, lo limpia todo, deja de nuevo las rocas firmes, dispuestas, preparadas para una nueva embestida de la vida.

Un abrazo.

GINEBRA dijo...

El destino tan caprichoso él.. ¿hacia dónde nos llevará??? Me gustó mucho esta reflexión, aunque te diré que he debido leerla más de una vez (jajajajaja, menos mal que no es muy larga). El tema es muy bailable, al menos un destino con ese ritmo digo yo que debe ser un buen destino, ¿no?.
En fín, besos.

Sara dijo...

Q difícil es escapar a las avalanchas...

Abriles dijo...

Avalancha de mar y horizonte, expedición que va
hasta que entres en mí
con la fuerza de la marea
y me invadás con tu ir y venir
de mar furioso
y quedemostendidos y sudados
en la arena de las sábanas


TE AMO

Maria Coca dijo...

Una avalancha que todo lo trastoca. Naturalezas cambiantes y en continuo movimientos.

Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

La única salida, siempre es adelante. Y casi siempre, hasta el final.

Saludos y un abrazo.

Catalina Zentner dijo...

Es bueno retornar para encontrar el unicornio azul, Queiles.

Y tus textos llenos de vida y sensaciones.

Saludos,

Tereza dijo...

SE TE EXTRAÑABA!!!