miércoles, 16 de septiembre de 2009

Viaje fluvial.

La otra orilla.
El país era llano y de anchos ríos. Cruzamos uno de ellos en una gran barcaza parsimoniosa. Como un lento autobús acuático que avanzaba sobre la brillante superficie abarrotado por gentes de toda condición y vestimenta, cargando fardos, bombonas de butano, tortugas, varas de madera, guadañas, grandes cestos, mazorcas de maíz… un largo muestrario de utensilios y equipajes. El inmenso hombre que iba a proa, vestido de lino blanco, gritaba al del timón cuando veía un banco de arena. Todo el trayecto desgañitándose.
Cuando llegamos a la otra orilla nos pareció otro mundo.Y aquel rio fue como el camino a una nueva Ítaca


12 comentarios:

anabel dijo...

Tuve la misma sensación una vez con un tunel de montaña. Al salir el paisaje era completamente diferente, el clima también...parecía que a través del túnel habíamos llegado a un nuevo(otro) mundo.
Ïtaca, destino(viaje) lleno de maravillosas connotaciones,
Un abrazo.

en las nubes dijo...

como cuesta a veces lanzarse adescubrir una nueva orilla... estos dias siento que estoy en un oceano...

Besos

Georgia dijo...

Un abrazo desde esta orilla...

KUBAN dijo...

Todos hemos navegado alguna vez hacia Ítaca. Gracias. Volveré.

KUBAN dijo...

Gracias por venir. Es un placer recibirte. Seguiremos leyéndonos. Un abrazo.

MiMundo dijo...

...Itaca...bello destino... un abrazo...

Abriles dijo...

se de un río que es trayecto, destino y navegante...

otra vez desviándome del tema, no?
costumbre de ríos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Orillas donde caminar, otras orillas donde estará el pescador con sus redes. Otras vidas y otras formas, ni mejores ni peores, simplemente, otras vidas...


Saludos y un abrazo!

siempre el mar dijo...

Hola Queiles¡¡¡¡ te saludo desde mi orilla salada.
Me gustan especialmente tus dos últimas entradas, debe ser por el líquido elemento que a mí me hace sentir tan bien jejejeje.
Besos desde mi mar

Javier dijo...

uyyyy esas otras orillas siempre nos traen sorpresas!!

GINEBRA dijo...

Yo también necesito un viaje y una orilla en el que todo me parezca distinto a lo que es ahora mismo... Besos

Maria Coca dijo...

Un viaje que cambia a sus protagonistas...

Besos viajero.