jueves, 28 de mayo de 2009

Cruel realidad.


Pérdidas.
Casi tropiezo con una anciana por la calle. Su mirada perdida y sus manos temblorosas me llevaron a preocuparme por su estado y cuando quise preguntarle, respondió:
-. ¡Mi niña! ¿Donde está mi niña?
Pensé que hubiera perdido a su nieta y le dije:
-. ¡Calma! ¿Cuándo la vio la última a vez?
-. ¡Ayyy! No se… hace tanto.- Y quedó mirando al lejano horizonte.
Pasó cerca el cartero y me dijo:
-. No se preocupe, lleva así treinta años, desde que su hija se casó y marchó de la ciudad.
-. Pues habría que avisar a la hija ¿No?.
Y el cartero me miró aburrido:
-. A los dos años la mató su marido.

18 comentarios:

Azucala - Melba Mercedes Almeida dijo...

Que triste que pena que otros dispongan de la vida de los demás. Un besote amigo

Camille Stein dijo...

miradas que se perdieron para siempre en la estela de un recuerdo

un abrazo

Amapola Azzul dijo...

Verdaderamente duro y cruel perder a una hija, y más de esa manera.
La foto lo dice todo, se comparte el dolor de la mirada.

Saludos. Amapola.

Troba dijo...

que va a ser de ti, lejos de casa...
(Serrat)

saludos!!

GINEBRA dijo...

Es muy triste éso, Queiles!!!! Me ha dado muy mal rollo, pero es la realidad que se repite. Ayer fue asfixiada una mujer e Castellón (33 años creo) y deja un niño que aún no tiene 3 años... un horror!!!!!
Besos tristones.

Lúcida dijo...

Demasiado triste y demasiado real.

Ericarol dijo...

K triste!

La violencia contra la mujer, existe en todos lados, a todos niveles....

Es la gran lucha de nunca acabar...

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Amigo, con solo ver la foto se me llenaron los ojos de lagrimas, esos ojos dicen mucho... y luego al leer ya sabrás...

Muy triste.

Un abrazo Queiles amigo, cuidate mucho, besitos y abrazos.

Jeanne dijo...

La muerte convierte en prisioneros a los vivos...

Sólo hace falta mirar sus ojos para ver su prisión.

J.

Emilio dijo...

Y tanto que cruel realidad que desgraciadamente parece no tener fin.

Un saludo y encantado de leer tus magníficos escritos.

Naveganterojo dijo...

Gracias por tu visita y tus simpaticos comentarios, es un placer conocerte y visitar tu blog aunque....esta entrada es dura y cruel, es el goteo diario de vidas que parece no tener fin.
Un saludo

virgi dijo...

Excelente la foto. Buen texto para una nota de prensa. Has hecho una síntesis perfecta de tantas cosas indeseablemente tristes.
Te felicito a mi pesar, un saludo con ternura.

Andres Vargas dijo...

Woow una historia de impacto, se puede ver en sus ojos un vacio enorme. Pobre mujer

Sara dijo...

Q triste tu historia... y q real.

Groucho dijo...

HAS JUNTADO EN UN SOLO TEXTO DOS GRAVES PROBLEMAS DE NUESTRA SOCIEDAD, EL ABANDONO DE LOS ANCIANOS Y LA VIOLENCIA DE GENERO.
(YO LO LLAMARIA TERRORISMO DOMESTICO).
SALUD QUILES.

Maria Coca dijo...

Qué tristeza tan grande...

Campurriana dijo...

¡Qué triste historia!. Se me han puesto los pelos de punta al pensar que existen tantas iguales por el mundo...

Cris dijo...

Qué cruel para cualquier mujer, que insufrible para cualquier madre... esas miradas perdidas en el pasado... cuando todo iba ¿bien?

genial el texto.... me llegó.

saludos