domingo, 26 de abril de 2009

Relaciones Humanas.


Distintas cuentas.
A Rubén se le dan bien las Matemáticas. De hecho en este mismo instante está participando en una Olimpiada regional de cálculo con otros muchos niños y niñas de primaria. Mientras se esfuerza en resolver enrevesados problemas con fracciones, en una sala cercana y esperando a que acabe, el padre de Rubén contempla el perfil de la madre asomada a una ventana y piensa: " Doce años viviendo juntos y ahora me parece una extraña. No me salen las cuentas "

19 comentarios:

Camille Stein dijo...

... y después dicen que las matemáticas son una ciencia exacta...


un abrazo

virgi dijo...

Muy bueno, sí.
Los números también tienen truco, como la vida misma.

GINEBRA dijo...

Vaya, que pensamiento más deprimente!!! A veces nos ocurre que miramos al que tenemos cerca y no lo reconocemos, incluso nos miramos a nosotros mismos y no vemos lo que creíamos que había. Es muy angustioso. Muchos besos.

amor y libertad dijo...

no saldrán las cuentas pero es algo que sucede con mucha frecuencia,¿no?

Lúcida dijo...

Ni siendo un genio salen...pero seguro que solución tiene.

Nohelia dijo...

Los cambios en ocaciones nos hacen ver la realidad de una manera diferente, llegando incluso, hasta no reconocer lo que por años duerme a nuestro lado.

Un beso

Oteaba Auer dijo...

La falta de comunicación entre personas cercanas abre esas brechas en que las cuentas no cuadran.
Besos:)

XuanRata dijo...

Si le parece una extraña tal vez sea el momento de presentarse de nuevo e invitarla a tomar una copa.

Laurita dijo...

¿Cómo le van a salir las cuentas? Es que los números no lo son todo. ¿Cuántas veces uno y uno han sumado tres? ¿Cuántas un millar ha valido menos que uno?

Un beso.

Nausicaa dijo...

Es que las matemáticas no se ajustan a casi nada...

Natalia Astuácas dijo...

Ayy que dolor... y es que cuando a la vida o al amor hay que aplicarle cáculos, las matemáticas no sirven...

Un abrazo Queiles amigo, te sigo siempre, cuidate mucho si, un besito y mucho cariño.

La Maga dijo...

cuando era mas chica,sufreia horrores las clases de matematicas,nunca las entendi.
al dia de hoy me ocurre lo mismo y es muy triste...pero bueno,adoro las letras por lo menos...

SEISITO dijo...

Hola, asi esta el mundo hoy, ni siquiera conocemos a los vecinos, vivimos encerrados en nuestros problemas sin mirar al lado.
Muy buena reflexion.
Te dejo un caluroso saludo de amiga cibernetica.
Antonia de chile

María dijo...

No todas las cuentas se hallan a través de las matemáticas, también a través de otras ciencias, las de vida misma.

Un beso, amigo.

Mar dijo...

La antesala del fin... tan triste y tan común en las relaciones humanas

Maria Coca dijo...

Un relato paradójico. Magnífico. La vida es así: increíble.

Muy bueno.

Tu Vecina Day dijo...

Deseando por lo menos que en el porvenír a este buen chico para las matemáticas por lo menos no le quede siquiera un pequeño razgo de la herencia que lástimosamente se nota,le dejarán sus padres :(

Besos Queiles.

Tu Vecina Day dijo...

pd:rasgo*

...del desamor :(

Campurriana dijo...

Buena respuesta la de Xuan. A veces las soluciones más sencillas son las más acertadas...