jueves, 5 de febrero de 2009

Tarifas.

Hipotecar los sentidos.
Aquella mañana de Domingo una extraña aunque temida sensación despertó con ella entre las sábanas. Tan pronto como pudo abrió los balcones y topó de bruces con lo que temía, ya solo eso quedaba. Primero fue el agua, mas adelante el aire y el sol. Ahora habían privatizado las miradas. Miradas a los ojos, miradas al futuro, miradas al paisaje… Desde ese día subir la persiana y deleitarse en el alfeizar contemplando un horizonte de futuro, también exigiría una tarifa, aunque fuera plana; pero tarifa.

24 comentarios:

Lena dijo...

Ojalá nunca pase.

Leí, pensé en la posibilidad de un mundo así y se me heló el alma.

Besos, Queiles!

(y gracias...me emocionó tu comentario)

Troba dijo...

Pueden privatizar el aire...

y la puta que los parió...

saludos!!

Abril dijo...

quedará algun horizonte que mirar si ya privatizaron la el agua y el aire y sol?
quedarán sorisas?
Como pagar por cosas que no tienen precio? mastercard?
Ay señor con nombre de río que no me priven de tu abrazo!

Cris dijo...

No tengo nada, nada hipotecado en mi vida (ni casa, ni coche...), no pido créditos, lo que tengo es lo que tengo, me niego en rotundo a hipotecarme y defenderé con uñas y dientes lo que alcanza a ver mi vista y lo que no, para que tampoco lo estén. Si llegara a estarlo... me tendré que bajar de este y buscar otro mundo donde irme!

Nausicaa dijo...

No me asustes, es el unico capricho q aun puedo darme!

Juan Luis G. dijo...

Tiempo al tiempo...

Sara dijo...

jejejeje, con las tarifas planas que pagamos en nuestras vidas, muchas más de las que imaginamos, ¡que buenisimo post!....tal vez así, sólo así, consigan que despertemos de nuestra siesta de bellas durmientes, que es lo que parece este pais el cuento de la bella durmiente que está todo el pais dormido¡que pena!!!!
Un abrazisimo

Patricia dijo...

Triste sería...verdaderamente triste...
Preciosa las fotografías que acompañan sus textos.

Siempre un placer volver aquí.

Un abrazo grandotote como decimos algunos en este rincòn del mundo.

Cariños.

Oteaba Auer dijo...

Al paso que vamos, no sería de extrañar el pago de un cánon, y no sólo por mirar desde la ventana...sino por mirar al futuro.
Besos

Cornelivs dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natalia Astuácas dijo...

Ayy que horrible sería que eso llegase a pasar... espero que no, mientras tanto disfruto como hoy la mirada de un amanecer rodeada de arcoiris...
Un abrazo amigo.

Lúcida dijo...

Con lo optimista que era el anterior futuro que nos presentabas!!!
Pero sabes lo peor? que éste me parece más real.

Besos

XuanRata dijo...

La solución es cambiar de hábitos. Nada de asomarse a la ventana. Salir a la calle directamente, en pijama. O sin él.

Ines Motta dijo...

Muy bueno, tu escrito... hermosa fotografía...no sería mismo de extrañar el pago de una tarifa por el aire, el agua , el sol y las miradas...después, quizás hasta nuestro pensamiento.
Un saludo

GINEBRA dijo...

Espero que éso no llegue... pero al paso que vamos puede que no podamos ni asomarnos a las ventanas a riesgo de pagar una tarifa por ver... Me encantó esta entrada, ¿por qué no se la envías a Esperanza Aguirre??? Creo que le aumenta la lívido con las privatizaaciones,jejejejejeje.
Besos sin tarifa, BESOS GRATIS

en las nubes dijo...

echaba de menos leerte!!!
orange... BOIKOT!!! jajaja

PAOLA dijo...

Amigo mío, qué gusto volver adetenerme a comentar, antes no he podido.
Privatizar el cielo para que el infierno quede más cerca...ciencia ficción o realidades lejanas? espero que lo primero.
Besos

Queiles dijo...

¡Jajajaja Orange boicot y muchos mas boicot habria que hacer jajajaja.

MARISEL dijo...

Mientras no nos privaticen el alma, y los sentimientos tendremos libertad.
Un gusto pasar a saludarte.
Besos
Marisel

MiMundo dijo...

...¡que horror!...cruzo los dedos para que eso jamas suceda... con lo bueno que es respirar y darle a la pestaña por diosssss...un abrazo...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amigo Queiles, eso es lo uniquito que me quedaba ya.... hipotecar los sentidos también, como sino me sobrara con el piso, el coche, escuchar la cope.... en fin todos esos demonios sueltos...
jajajajaja
Saludos!

en las nubes dijo...

ODIO ORANGE!!!

Sergio dijo...

Coincido con muchos ojala ese panorama que pintas en tu comentario NUNCA OCURRA, sería infernal no disfrutar del entorno que nos rodea.

Saludos

Laurita dijo...

Mientras no nos hipotequen el pensamiento...