sábado, 8 de noviembre de 2008

Cocktail.

Tinta y vida.
Se enfrentó a la página en blanco y la página le respondió con el reflejo de su rostro, como si la cuartilla se hubiera anegado de lluvia o de lágrimas y ahora ya no fuera reclamo de su creatividad sino reflejo de sus circunstancias. Desde entonces pasó que unos días era el quien parecia crear de la nada, mientras que otros, era aquel amable espejo quien le sugeria las palabras entresacadas de su vida; mezcladas, pero no agitadas, en un cocktail de realismo y fantasía.

22 comentarios:

Cornelivs dijo...

Bella entrada sobre la inspiración. Cuando escribimos, la pagina en blanco que nos mira antes de escribir, que es? Reflejo de nuestras circunstancias o reclamo de nuestra creatividad? Quizás más de lo primero? Puede ser.

A veces pienso que ambas cosas se mezclan y superponen. Creación y desahogo...¿como distinguirlas?

El escritor estaba triste. Quizás la pagina en blanco lo comprendía mejor que nadie, porque era su propio reflejo.

Precioso.

Un abrazo.

PAOLA dijo...

Yo tengo todo un trributo a la hoja en blanco, y la respeto tanto como a la mejor de mis musas, ya que sin su punto de partida nosotros seríamos el blanco de la autodestrucción. Bello post.
abrazos

Catalina Zentner dijo...

Bebo de ese cóctel casi a diario, es lo que me da fuerzas en los avatares de la vida.
Solamente puedo estar poco tiempo conectada, aprovecho para visitar a algunos amigos, hasta ponerme al día.
Un beso enorme y ¡vamos a por la montaña!

Lena dijo...

Como un suspiro, querido Queiles...

Se deja colar como una bebida dulce, ligera, chispeante...

Me encantó!

Oteaba Auer dijo...

La esterilidad mental para escribir cuando se el medio de vida, creo que es uno de los peores momentos a los que se puede enfrentar un escritor...al ifn llega la inspiración con ese exquisito cocktail...
Me maravilla tu capacidad de síntesis y cuanto transmites.
Besos

María dijo...

Cuando me pongo delante de un folio en blanco no sé lo que voy a escribir hasta que me pongo a ello y empiezan fluir las palabras, que es lo que interiormente están adentro y me salen al exterior, es una manera de desahogarme o peleándome con ese folio en blanco.

Un beso y feliz tarde.

PD.- Brindo por tu blog, es uno de mis favoritos, siempre me haces reflexionar.

oyana dijo...

Pero siempre era él el que escribía, aunque tuviera que pedir ayuda a su reflejo.

Qué prosa más poética!!! Qué sencillo parece lo que escribes y qué dificil es expresarse así.

Mis respetos.

Lúcida dijo...

No hay mejor cocktail que ese, realismo y fantasía... y como guinda un toque de inspiración

XuanRata dijo...

Sí, la literatura no es la vida y tomar un cocktail no nos convierte en un James Bond.
Yo también quisiera alejarme de mi cuando escribo, pero por más que estiro el brazo nunca logro escribir al otro lado del espejo.

Nahuel dijo...

wow, tu blog esta increible, me gusta mucho, me veras seguido por aca..

La sonrisa de Hiperión dijo...

"mezcladas, pero no agitadas, en un cocktail de realismo y fantasía."

Martini, vocka, y una aceituna, con un punto de limón y de azucar.
Me matas!
Saludos!

Sonita dijo...

es sin duda un buen coktail, el de la vida. bonita reflexion de palabras que saben de la vida, que la cuentan..
un dulce saludo.

MaRiLu dijo...

Un lujo leerte y maravillarse con tus letras... un cocktail exquisitamente embriagador...

Qymera dijo...

Tienes razón. En mi caso, esa página en blanco refleja mis circunstancias, como tú díces. Mis escritos siempre llevan algo muy personal.

Un saludo.

Fiore dijo...

Pues, a tu salud

bso!

Dorian dijo...

Hola q tal!!! mu chulo!!
A seguir asi e ( ; !!
besos!

Ericarol dijo...

Que linda entrada Queiles!!!

me dio ganas de echarme un trago mas que otra cosa (o sea pensar)

jajaja

besos!

en las nubes dijo...

un brindis por la inspiracion!!!

Sonita dijo...

hola! paso de nuevo pero por un problemilla técnico que llevo dias encontrando... es que me gustaria seguir tu blog, y siempre que le doy click para poder hacerlo, no se abre la ventanilla esa que permite confirmarlo... :(
un dulce saludo.

Maria Coca dijo...

Describes muy bien lo que puede sentir alguien frente al papel en blanco. Esa mezcla de realismo y fanasía pero -sin agitarlas demasiado-. Original.

Besosss

Bohemia dijo...

mezclado pero no agitado...te respondo a lo Bond :o)

Me ha encantado lo de:
...y ahora ya no fuera reclamo de su creatividad sino reflejo de sus circunstancias.

BSS

Mixha dijo...

imagen y palabra juntos , muy insinuantes, saludos