martes, 2 de septiembre de 2008

Parte meteorológico.

Tormenta.
Necesito la lluvia. Salir a la calle y empaparme por sorpresa con las gruesas gotas de agua y con la última tibieza del verano escoltada por relámpagos cual certeras dagas al corazón de las nubes. Y que la ciudad mojada, luzca nueva luz para un nuevo colorido. Liberará los mil matices del aroma que encierra su sedienta máscara urbana. Y hará de sus rincones, tenue vivero de añoranzas que germinen con el dorado otoño.

25 comentarios:

GINEBRA dijo...

Hola Queiles. Pués vengo de tierra de tormentas y de lluvia y la verdad, prefiero un poco la calma de los últimos rayos de sol del verano. En Pontevedra nos cayó pedrisco y mi pobre coche está lleno de abolladuras, fue impresionante , más grandes que pelotas de golf...
Besitos matinales y gracias por darte una vuelta por Utopía y echarme un poquito de menos. Besos

Nohelia dijo...

Si que es cierto que en Espanya se echa mucho de menos la lluvia o una tormenta...yo aquì en Irlanda veo llover a diario, que evidentemente tambien cansa, ni una cosa ni otra verdad? Vuelvo en Octubre a mi spain y si algo echarè de menos serà respirar a el fresco de desprende la naturaleza todos los dias...

Have fun

CORNELIVS dijo...

A mi padre (ya difunto) le encantaba ver llover. Yo he compartido muchos buenos ratos con el viendo y disfrutando de la lluvia.

Saludos

Lena dijo...

Bella forma de sentir a la lluvia...
De hablar de ella...

Un beso, Queiles!

abril dijo...

Amo la lluvia, no se desde cuando, no se si fue porque en la infancia significaba faltar a la escuela, o si era porque el rostro de mi abuelo se veía felíz con la lluvia tras la sequía prolongada (los campos de algodón se salvarían por el oportuno milagro). Amo la lluvia, amo el olor a tierra mojada, salía a danzar con las primeras gotas pesar de los regaños de mi madre, seguí queriendo a la lluvia a pesar de que arruinara los juguetes olvidados en el patio.

Ame también la lluvia en la ciudad, no significa ya, como en la infancia faltar a las responsabilidades, el trabajo no espera, pero la me encanta, precisamente por lo que describes en esta entrada, en este parte meteorológico que invocación a la lluvia, un poema, como siempre.-

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo necesito el olor a tierra mojada. Ese olor de la primera lluvia que moja el campo tras el calor del verano. Una mañana temprano, con el olor de la panadería dulce como un clavel. Y si a eso le unes el olor del jugo de la uva fermentando en bodega para el vino del año..., uf madre!
Saludos

Sara dijo...

Pues ala!!! que comience el otoño ya??? no por favor!!! disfrutemos aún de los últimos coletazos del verano, pero por supuesto!!!demos la bienvenida al otoño, con sus colores tan espectaculares...

Un abrazo queiles

Ericarol dijo...

La lluvia solo me gusta en algunas ocasiones, pero no puedo negar que es poética y romántica. Hasta sensual si estas acompañado. Si se vuelve tormenta, entonces, nooooo!!!

Un beso.

Vive Malabar dijo...

Mmmm La lluvia... poemas por palabras que cae del cielo, me limpia, me repara... si llueve poco y fino, me gusta salir a pasear con la bici, si llueve medio, un beso apasionado, y si llueve fuerte, una carrera hasta la cafetería, o chimenea (preferiblemente) más cercana, un buen tazón de té, y un libro apasionante... o un buen vino, queso, pan recien hecho y compañia deliciosa...
no está mal la lluvia, ojalá llegue pronto, y me traiga todo esto...!!!

Themys Brito dijo...

Si... un poquito de lluvia... que libere el olor de la tierra caliente y te sirva de excusa para dejar a un lado el ajetreo, tomar una buena siestecita con millones de gotitas cantándote una canción.

Tormenta. dijo...

Oufffffffffff niño, como te entiendo,yo necesito esa lluvia yaaaaaaaaaaaaaa! que por aquí hace semanas que no llueve..lo echo de menos, de verdad.Jajaja.. no podía ser de otra manera ... Besos.

MARISEL dijo...

Yo también necesito de esa lluvia para hacer llegar las musas hasta mí, amo la lluvia y la tormenta, hay algo mas lindo que ver llover a través de la ventana?
Siempre limpiara los sueños y nos envolverá con la suave y fresca brisa del otoño, me encanta el otoño, será que nací en octubre....

Besos desde mi México
Marisel

Sara Gabriela dijo...

Debo admitir que a mi no me gusta mucho la lluvia, soy así como un girasol que sin Sol me deprimo por completo, peeero es cierto que de vez en cuando se necesita la lluvia, sobre todo si se tiene con quien compartirla (o bien, disfrutar de la misma soledad) y así a como la describes, hasta a mí se me antoja....
Ok, la vdd es que sí me gusta la lluvia, siempre y cuando no haya frío...
Un saludito! =)

Laurita dijo...

Ya lo dijo Gómez de la Serna: el arco iris es la cinta que la Naturaleza se pone en el pelo después de lavarse la cabeza. La tormenta es necesaria para limpiar calles, cielos y mentes, para que todos parezcamos más puros con ese adorno tan simbólico sobre nuestras maltrechas cabezas.

oyana dijo...

La lluvia, purifica.
Yo también necesito la lluvia.

MaRiLu dijo...

Me encantan los días de lluvia... ... lluvia tranquila que hace germinar pensamientos nostálgicos y versos tristes...
... lluvias que hacen sonreír a los labriegos... a los amantes... a las plantas...
... lluvia... bonanza para tanta gente!

Como siempre buenísimas letras.

La Maga dijo...

y no hay nada mas liberador que caminar bajo la lluvia sin apuros y luego sentir el perfume de la tierra mojada..pequeñas cosas que hacen feliz

Fiore dijo...

En Lima no llueve pero si garua a mi me gusta mucoh caminar bajo ella

un bso

juan quintero dijo...

En El Salvador lluve y llueve en estos dias, es bonito caminar un rato bajo la lluvia, pero trabajar con ella es dificil. Un saludo, bonito post, escrito de esa manera no estorba el agua del cielo.

Marysol dijo...

Cual indómito torrente
la lluvia llora en los caminos
serena y humedece los instantes
y reverdece lentamente los destinos.
Un abrazo, amigo Queiles. Me da gusto venir a saludarte.

Cris dijo...

vaya... ¿tu también ansías la lluvia?
ya somos dos... mas de dos...:
http://elsegundodecris.blogspot.com/2008/08/lluvia-en-mi.html

y si cantamos aquello de: "que llueva... que llueva..."

besos

Bohemia dijo...

añoro la lluvia, ya la echo de menos...y tengo ganas que mi idolatrado otoño llegue ya...

BSS

Amaveli dijo...

Justo ayer me tocó oler la tierra mojada antes de ver desde la ventana cómo llovía a cantaros.

Linda forma de describir tu manera de ver las cosas...

Saludos :)

Campurriana dijo...

Tormentas de verano y una bonita fotografía dedicada al agua de lluvia. Muchas felicidades desde esta Galicia mojada.

Abriles dijo...

y lo que me gustan esas lluvias. Sabes lo que haría, bueno antes, ahora tal vea dormir, despues de llorar, solo por estar a tono