sábado, 30 de agosto de 2008

Ante el fracaso.

Próxima batalla.
No queda ya otro remedio. Las ramas parecen cansadas de su lucha contra el viento.
Quizá hoy toque morir pero mañana volveremos a la tibia burbuja de la esperanza. Volveremos a preferir el fuego y la vida cuando los fríos témpanos quieran acribillar nuestra memoria.

19 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Las neuronas son incorruptibles.

CORNELIVS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CORNELIVS dijo...

Quid pro quo, amigo Queiles.

"Si ayudo a una sola persona a que tenga esperanza, mi vida no habrá sido en vano" (Martin Luther King")

"Todas mis esperanzas están en mi" (Marco Terencio)

"A veces me siento impotente, pero no pierdo nunca la esperanza ("Ghandi")

Saludos

Lena dijo...

Suerte que creemos en el mañana.

Al menos yo lo hago.

Queiles, los favoritos....que sorpresa tan grata...

(gracias)

un beso

Lúcida dijo...

Pa'lante...

Nohelia dijo...

Siempre hay que pensar en la pròxima batalla. Cuando se fracasa hay que pensar que otra actuacion nos espera y tal vez....sea una gran victoria. Nunca hay que agachar la cabeza si no levantar la mirada y ponerse manos a la obra.

Have fun

Víctor Hugo dijo...

cada día una nueva batalla...
y siempre hay esperanza no?

saludos!
Vícor Hugo

oyana dijo...

Si, aunque el cansancio nos pueda, anque creamos que no podemos más, siempre, siempre hay esperanza.
Un abrazo

MaRiLu dijo...

La dualidad permanente... batallas ganadas y perdidas... pero nunca perdemos la guerra de la vida!
La lucha es continua y da sabor exquisito al éxito!!!
Besos para ti, que pases bonito.

Cris dijo...

Ya no queda otro remedio... el agua se congeló... pero volverá a llover y fluirá el agua... volverá el calor y las nieves se derretirán creando nuevos manantiales...
habrá mas batallas...

saludos

manly dijo...

El ciclo de la vida.

en las nubes dijo...

ES TUYA LA FOTO???

BUENA ENTRADA!!! BESOTES

siempre el mar dijo...

Cada día nos toca librar una batalla, y en demasiadas ocasiones los fríos témpanos quisieran acribillar nuestra memoria.....así es la vida amigo.
besitos desde mi mar

Ericarol dijo...

Hola Queiles

El frío es parte de la vida, así como el calor.

Me alegra mucho que siempre quieras seguir siendo tú mismo.

Fue un ejercicio para conocerlos mejor a todos.

Un beso.

Vive Malabar dijo...

Seré como el Fénix, hoy muero, pierdo la batalla, pero no lo dudes, renaceré.

Intentaré creer en las posibilidades de mañana, en las fuerzas del alma, y en el poder de la mente!

linda imagen

Oli

La sonrisa de Hiperión dijo...

Ay que ver el falso placer de sentirse morir cuando llega septiembre, sabiendo que siempre amanece y que se tiene que revivir como el ave fenix.
Saludos

Fiore dijo...

Todo pasa y siempre llega algo nuevo

un bso

Mediterráneo dijo...

Sí, siempre hay que seguir en la lucha.
¡ESPARTANOOOOS!

Espectacular fotografía, gélida, fría y cálida a la vez.

Mis saludos.

Abriles dijo...

Las estalactitas cuelgan del techo. Las estalagmitas crecen desde el suelo.

Todas son frágiles cristales, nacidos de la transpiración de la roca, en lo hondo de las cavernas que el agua y el tiempo han excavado en las montañas.

Las estalactitas y las estalagmitas llevan miles de años buscándose en la oscuridad, gota tras gota, unas bajando, otras subiendo.

Algunas demorarán un millón de años en tocarse.

Apuro, no tienen


yo tampoco