sábado, 13 de septiembre de 2008

Exitoso fracaso.

Enanos.
Era el ojeador mas prestigioso del baloncesto mundial. Los jugadores que el descubría terminaban desarrollando un brillante juego en los mejores equipos, blindado su futuro con millonarios contratos. Se miraba cada mañana al espejo y no lo creía. Pensar que había empezado todo esto con el más estrepitoso fracaso, aquel dia que se decidió a poner un circo y le crecieron tanto los enanos que...

19 comentarios:

nurimoon dijo...

Le crecieron tanto los enanos que los hizo jugadores de baloncesto.
Bueno siempre la suerte cambia, mi abuela decia, mala suerte, buena suerte, nunca se sabe. Es el destino. Y en lugar de casualidades son causalidades las que determinan el camino donde uno va a parar.

Muchos saludos.

Gizela dijo...

Nunca se sabe, sí los enanos crecerán.
La suerte juega el baloncesto también y se anexa al equipo que ella quiere, sin que nadie pueda influir en ella.
Un saludo madrileño
Gizz

oyana dijo...

El Ave Fénix renacía de sus cenizas. De los fracasos se aprende y uno resurge, renovado, y cambia el destino. Yo, personalmente, no creo que la suerte sea mala o buena ¿qué es la suerte? Simplemente hay que estar en el lugar adecuado en el momento adecuado -¿simplemente?- No es fácil, pero hay que intentarlo.
Parece mentira que un texto tan cortito de para pensar tanto.... Qué bonito tu blog!

Vive Malabar dijo...

Me dan miedo los enanos de jardín!!!
Que no crezcan más porfiiiii ;)

CORNELIVS dijo...

¿Exitoso fracaso, o mas bien fracaso exitoso?

SALUDOS

siempre el mar dijo...

Se suele empezar por abajo para llegar arriba no? pienso que es la manera de alcanzar lo que deseas, cuando te situas arriba sin que hayas subido peldaños malo....
Besitos desde mi mar, amigo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Es lo que tiene el circo! Siempre crecen los enanos (sino que se lo digan a Joselito)
Saludos

Marysol dijo...

¿Qué es el éxito a fin de cuentas? ¿Una medida personal o simplemente la vara con la que nos miramos en relación a los otros?
Un abrazo y mucha luz para ti.

Lúcida dijo...

Pues si su sueño era el circo... desde luego, fracasó.

Oteaba Auer dijo...

Le crecieron tanto los enanos que decidió llevárselos a China donde seguro le pagarían por los fichajes y así dar un paso más en la acelerada competencia con USA...
Besos NBA :)

David C. dijo...

lo pensó mucho tiempo.

Queiles dijo...

Jajajaja Lúcida ,tu haciendo honor a tu nombre llevas toda la razón; si ese no era su primordial deseo,tuvo quw adaptarse.Pero... claro.Viendo los muelles de mi cama ¿Quien no se adapta?

ave de estinfalo dijo...

hola
saludos
visitando tu blog por primer vez y me encuentro este texto tan simpaticon jajaja
me gusto tu blog
me paseare por aqui mas seguido

byE

saludos desde durango mexico

GINEBRA dijo...

jejejejeje, que buen humor, Queiles!!!! desde luego que me tomaba yo contigo unas cerves y unos vinillos y el bar entero si hace falta, jajajja. Yo digo mucho esa frase de "pongo un circo y me crecen los enanos"... porque me pasa cada cosa... un beso

Luna llena dijo...

A quien no le ha pasado eso, poner un circo y...ala!!!!




Muas!

Marilu dijo...

Los enanos mentales son los que más fracasan...
Pero definitivamente si mi sueño no se me cumple... pero bueno! siempre hay más sueños... cada sueño a su tiempo...
Hunnn... tus escritos tienen la particularidad de hacerme pensar... y eso que no lo hago muy seguido... jejej...
Un beso amigo.

Veronica dijo...

¿...Qué?

Martín Garrido dijo...

Ya se sabe, también los enanos empezaron pequeños...

María dijo...

La vida es como una especie de circo en el que todos giramos a su alrededor como marionetas, unos crecen más, otros se estancan en el proceso de la vida, otros se quedan un poco más pequeños, pero todos somos iguales, somos personas con sentimientos.

Gracias por tus palabras en mi blog.

Un beso.