jueves, 11 de septiembre de 2008

Cenizas.

Usos frecuentes

Se impone la costumbre y cada vez son más las personas que piden a su muerte ser incineradas. Se habla de comodidad, de higiene y no falta quien aduce razones sentimentales que invitan a esparcir los restos del fallecido en un bucólico paraje de su agrado. Pero a mi no me engañan. Yo se lo que está pasando. Todos, en lo más íntimo de su ser, aspiran  a ser el ave Fénix y renacer de sus cenizas.

27 comentarios:

GINEBRA dijo...

Puede, no lo había pensado, amigo Queiles. Yo he pedido ser incinerada también y que lancen al viento mis cenizas en dos lugares muy concretos....quizás haya otra vida y podamos renacer como el ave Fénix, aunque no sé si éso estaría bien o no. ¿volver a vivir? ¿tú que opinas?. Un beso

Laurita dijo...

¿De verdad? Pues a mí no me gustaría ser incinerada. Preferiría donar mis órganos y, lo que no se pudiera aprovechar, que fuera a parar a la tierra, a alimentar una generosa mata de claveles coloraos.

oyana dijo...

Nunca lo había pensado. Yo también quiero ser incinerada, pero el motivo no es otro que que no me coman los gusanos que me da no sé qué. No creo en la resurrección ni en otras vidas (ojalá creyera), pero, lo del ave fénix me ha gustado.
Un beso

CORNELIVS dijo...

jajaja, peut etre, mon ami...!

Pero eso de que me dejen flores y lagrimitas sobre marmol blanco. uf, no lo soporto.

Un saludo.

Lúcida dijo...

Pues yo tampoco había pensado en ese motivo tan poético. Siempre he querido ser incinerada ¿para qué ocupar el sitio qué puede disfrutar un ser vivo?

SAludos

el huerfano piano dijo...

yo quiero marmol y flores (piedras) como es nuestra costumbre, pero me merezco algun sitio que pongan mi nombre despues de esta puñetera vida que tengo.

u abrazo

el huerfano piano dijo...

yo quiero marmol y flores (piedras) como es nuestra costumbre, pero me merezco algun sitio que pongan mi nombre despues de esta puñetera vida que tengo.

u abrazo

Tormenta. dijo...

Pues sabes que yo todavía no sé lo que quiero, hablando de eso, que menudo mal rollo me entró! jejeje....

Espero tener muchísimos años más para decidirme la verdad! ....

Besos , guapo!.

Bohemia dijo...

pues si...que bello y esperanzador pensamiento...resurgir!

BSS

en las nubes dijo...

Buena e interesante reflexión... me has pillado :D

Vive Malabar dijo...

Soy donante de órganos, Ya tengo mi carnet!!! Por lo demás con lo que quede... casi que si, mejor la incineracion... La idea de resurgir ya no mola tanto si me falta mucho, pero pensar en la lenta descomposición del cuerpo... me pone los pelos de punta!!!

Sara Gabriela dijo...

Ohhh! Hermosoo! Yo tmb siempre he dicho que me gusta eso de la incineración... Siempre he tenido la idea que mi cuerpo permanezca en un lugarcín no es lo mío, que me incineren y ser esparcida por el mar, que el viento me lleve a lugares que deseé conocer y mezclarme con la belleza de este planeta... pero nunca había pensado que mi deseo más interior fuera ser como el fénix...
Saludos... =)

Mar dijo...

Polvo eres...

A Laurita: Puedes donar tus órganos y después ser incinerada.

Yo prefiría que me incineraran. Así estaría segura de que no padeceré de uno de mis mayores miedos en la vida: ser enterrada viva.

¡De verdad!

Themys Brito dijo...

Me encanta la idea. ¡Qué buen descubrimiento!

nurimoon dijo...

Si, yo quiero que mis cenizas las esparzan en Barcelona, ando un poco lejos, pero SI, definitivamente por all� quiero terminar.

Lena dijo...

Lo leí ayer, Queiles, me gustó tanto...

Quise comentarte y no pude..

(poo ups bloqueados, ordenador que se cuelga...)

Decirte que si tuviera una cajita de favoritos, muchos de tus textos iban derechos allí...

Este el primero.

Un beso, Queiles, y gracias siempre por tus palabras!

Ericarol dijo...

NOS DESCUBRISTES QUEILES.

yo quiero que me incineren y que me esparzan en la playa de Sosúa, al norte de mi isla.

pero realmente si quiero renacer, como sirena.

un beso....Ericarol

Luis y Mª Jesús dijo...

no había caido en ello.
Voto por por que no me incineren (no vaya a complicar la resurrección)

La Maga dijo...

buen punto queiles!!!!
jamas lo habia pensado de esa manera,pero si creo que es mucho mas romantico que tus cenizas queden terminen en el rio o mar donde viste tus atardeceres favoritos,en la tierra que sostuvo tus primeros pasos,o en cualquier lugar querido.Los feretros son olvidados,solo el recuerdo de la persona,sus huellas perduran..

Oteaba Auer dijo...

No se me había ocurrido que el motivo fuera el mitológico ave...Soy partidaria de la incineración. Curiosamente el lugar donde estuve estos días de viaje, la gente debe ser enterrada de pié por falta de espacio y las lápidas están pegadas unas a otras...Prefiero ser ceniza :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo que va, yo cuando me muerda, que me quede bien muerto.... y si puede ser que me coman los peces del Guadalquivir... Que me lancen desde el puente romano!
Saludos

Catalina Zentner dijo...

Yo pido estar bajo tierra, a la sombra de un árbol.

Soy muy convencional, como ves.

Saludos,----------------------------------------------------------------------------------

abril dijo...

Alguien prometió que estaría conmigo toda la vida…
toda la vida y también después… no se si tenga ese mecanismo en mente
pero de que seguirá estando siempre siempre se lo creo…

MaRiLu dijo...

De hecho que yo me creo eterna...
... nací e indudablemente que moriré para volver a la vida...
... la incineración? pues no, gracias; prefiero ser comida de los gusanos...
... en serio, si me muero aun joven pues todos mis órganos servirán a alguien...

Besos amigo!

Gizela dijo...

SUEÑO DE MUCHOS.
Lograr renacer, cada dia.
Un abrazo
Gizz

Maria Coca dijo...

Muy bueno. Creo que en parte tienes mucha razón. Felicidades.

Besoss

CRIS dijo...

resugir de sus cenizas...
yo espero ser ceniza cuando mi alma haya abandonado el que hoy es mi cuerpo... y que mi alma vuele sea la forma que sea la que pueda adoptar.

besos