lunes, 9 de junio de 2008

Prosperidad

Mar de olivos El puerto
Para potenciar el comercio y la prosperidad de la ciudad se presentaron distintos proyectos. Tras varios meses de debates, pactos y deliberaciones , tras algunos años de concurso de presupuestos , polémicas medioambientales con Greenpeace, parones de obra, retrasos y alguna que otra trama de corrupción y desvío de fondos. Consiguieron dar por finalizada la construcción de un moderno y funcional puerto marítimo. Esa fue la propuesta más atractiva y económicamente realizable que encontraron.

Ahora solo faltaban los barcos.

Y que el mar se decidiera por fin a llegar hasta aquella ciudad interior.

17 comentarios:

abril dijo...

Vaya proyecto!!! en mi pais mediterráneo geográfico y mediterráneo de ideas los congresistas aprobaron cosas parecidas no digo que fueran disparates. Tal vez esperaban que, como en este caso el mar se decidiera a llegar a esa ciudad o que no existieran las fronteras. Tal vez solo eran optimistas.
Pues Cuídate cómplice, si?

Queiles dijo...

Si mi Cómplice, el optimismo raya con el cinismo e incluso con la locura.Y los grandes proyectos a veces suelen ser una suerte de amalgama o cocktail de esos tres ingredientes. Besos

Mar dijo...

En México pasa mucho eso, hacen cada obra pública... que da pena ver como tiran el dinero.

Besitos Queiles muackkk!!

J dijo...

caray me suena tan conocido, si aquí suele pasar.

-J

XuanRata dijo...

Sin duda el mar llegará a ese puerto algún día, aunque para entonces ya no habrá nadie para disfrutarlo. Nuestros gestores públicos son grandes visionarios, adelantados a su tiempo. Solo por una incurable ceguera, los ciudadanos de a pie tenemos la impresión de que la mayoría de las obras agotan su utilidad en su pura ejecución. Nos falta imaginación.

Camille Stein dijo...

los planes de prosperidad se empiezan a veces por el tejado... pero es perfectamente posible y aceptable creer en la proximidad del mar en mitad de un océano de tierra... el optimismo, cuando se trata de prosperidad, siempre es bienvenido :)

un abrazo

Sara M. dijo...

Si esa fue la propuesta más atractiva y económicamente realizable, no me imagino cómo serían las demás.

Un beso

Queiles dijo...

mar, J pasa en muchos sitios. Lo malo e cuando vence el cinismo.Y lo bueno, Camille, cuando vence el optimismo.
Xuanrata, creo que nuestros gestores son grandes artistas que nos profetizan un lejano futuro.

Que crudo, verdad Sara m.? Bienvenida por acá desde ahor tienes acá un sitio reservado para cuando gustes visitarme.

Besos a todos

Nome Digas dijo...

Bueno, tampoco creo yo que el error fuera para tanto. También existen puertos de interior, de alta montaña, y nadie ha puesto el grito en el cielo. Aquí en Oviedo, a las afueras de la ciudad, han hecho unos de los hípicos más grandes de España y despues de hacerlo se dieron cuenta que no había una carretera decente para llegar hasta él. El hecho no tuvo mucha importancia porque en realidad la afición que hay a la hípica es más bien nula.

un saludo

Patricia dijo...

Vaya, y yo que pensaba que cosas
como aquellas sólo se daban en
Chilito... pero en fin, veo que la
insensatez, cruza fronteras, no
tiene límites... definitivamente
no.

Un fortísimo abrazo.

Sara dijo...

Impresionante Queiles! has definido con un gusto y un estilo envidiables a tantos IMPRESENTABLES!!!que juegan con los recursos de todos, como si fueran solo de su Propiedad...bueno si sólo fuera con los recursos...
Genial, me ha encantado, cuantas cosas has dicho que deberian escuchar ell@s, los que inventan una prosperidad ficticia y deliberada.

Como a León no llegará el mar ( por el momento) creo que seguiré yo yendo hacia el mar, a buscar un barco...
Un abrazo Queiles

Tormenta. dijo...

Y es que tú sacas todos los temas que a uno se le pueda ocurrir,por eso me molas, porque no me aburrrooooo... jajaa, un beso , guapo!.

Paz dijo...

Me toca el tema, por el conflicto chileno-boliviando que está tan presente...
Habrá que ver, habrá que ceder.

Un abrazo; y cumpli!
Tu me llevas la delantera cumpliendo la promesa, siento que mi sequía cerebral me está haciendo una estafadora, pero hago lo que puedo!

Cariños

Amapola dijo...

A veces la realidad supera la ficción......qui lo sa?
Saludos

Lúcida dijo...

y se quedaron tan anchos... desde luego autoestima y decisión no les faltaba, hasta con la madre naturaleza iban a luchar.

Queiles dijo...

Paz, me alegra verte y que ya escribieras algo ya te dejé comentario. Amapola,por mucha fantasia que le pongas a un relato, simpre habra realidades que le superen de largo.
Ya ves Lúcida, y a veces, aunque parezcan ilusos, mas bien son cínicos.
Besos a las tres

Vivian dijo...

Breve, y preciso! Cínico y genial! Gracioso y poético (Bueee, seamos soñadores) Tal vez algún día un político se le ocurra comprar el mar… ¡Todo puede suceder!
Ay Queiles, creo que eres muy observador (en lo referente a la vida y sus incongruencias) Sacas conejitos de la galera.
Besossss