jueves, 12 de junio de 2008

Espectativas.

La libertad sólo es visible para quien la labra y en lo prohibido brilla astuta la tentación. Nacer a veces mata y ser feliz desgarra. ¿A quién acusaremos cuando triunfe el amor?  Vertigo
Tenia verdadero pavor a las alturas .Por eso ,aunque estuvo varios años enrolado en equipos de la NBA ,jamás pudo levantarse del banquillo de suplencia. Era superior a sus fuerzas. Se quedó en eterna promesa del básquet ,en sempiterno componente de un banquillo de lujo.

22 comentarios:

XuanRata dijo...

Aunque para ser justos también hay que decir que nunca falló un tiró.
Es duro. Tomar una decisión supone desechar todas las demás y seguro que alguna de estas últimas era la correcta.

Ginebra dijo...

Vaya, ésto si que es bueno!!!! un alto muy alto con miedo a las alturas!!!! En fín, nadie está satisfecho con lo que tiene, amigo Queiles.... Besos

Queiles dijo...

aja Xuanrata quien no se decide tampoco se equivoca.
Ginebra, son las paradojas de la vida y es verdad lo que dices,solemos preferir lo que no tenemos
Besos para los dos

Camille Stein dijo...

quién pone el límite del vértigo

cómo se miden las alturas...

a veces nuestros criterios preestablecidos, nuestros prejuicios, nos atenazan la vida

ojalá seamos capaces de levantarnos de ese banquillo y protagonizar nuestra propia vida

un abrazo

Damalis dijo...

Te invito a que pases por mi blog y votes en la encuesta. Necesito tu opinión. Gracias
Saludos de Damalis

Ignacio Bermejo dijo...

Perfecto el micro relato. Parece uno de esos que la gente envia a la Ser, para ser leidos por nuestro actual Premio Planeta.
Un abrazo.

.zan. dijo...

A mi me acaban de contratar en la NBA. Y tengo miedo. Vértigo.
Espero que no sea superior a mis fuerzas. Espero levantarme a mi misma del banquillo, y no perderme mi propia vida. Lo más que puede pasar es que fracase. Y creo que superaría un fracaso antes que la tristeza de no haber intentado cumplir un sueño.
Pero repito.
Tengo miedo.
Vértigo.
Angustia.

saludos...

Queiles dijo...

Si Camille, nuestras propias alturas son las que nos superan.
Iré enseguida a verte Damalis.

Ignacio,Seguí mucho lo de los "microrelatos cuando lo hacia J.J. Millas. Me alegro de que siga pero nose quien lo hace ahora, ignoro quien ganó el Planeta.

.zan Saldrás del banquillo y harás muy buen partido.
Besos a los tres y bienvenidos Ignacio Bermejo y .zan,estais en vuestra casa.

yaves dijo...

La vida es a veces muy irónica, le gusta hacer gracias cómo esta..

salu2

María dijo...

Ya veo que has caminado en estos días y yo me he perdido este post y otro, pero ahora mismo echo la carrerilla y los recupero enseguida porque no me los puedo perder Queiles.

Yo tengo verdadero vértigo no a las alturas, porque precisamente ahí es donde encuentro el cielo, cuánto más alta estoy, más puedo contemplar las espectativas del panorama, y me gusta observar y contemplar todo desde lo más alto de las alturas, pero a lo que verdaderamente tengo miedo es a tomar mis propias decisiones por si me equivoco en ellas, por eso lo que me da seguridad y confianza a mi propia vida no es un camino nuevo, sino el mismo camino de siempre, que es donde me siento protegida y segura de mí misma.

Un beso.

siempre el mar dijo...

Me sorprendo al leerte, en pocas palabras puedes decir tantas cosas....genial.
besitos.

Críptica dijo...

Gracias por darme fuerzas para el gran salto que será mañana. Un abrazo, gracias por traerme, buenas noches.

Pequeña Ainhoa dijo...

Desearte muy buen fin de semana y darte una muy buena noticia estoy embarazada, a ver si tenemos suerte esta vez.
Un saludo y mi beso hasta el cielo.
Loly, la mamá de Ainhoa

Lúcida dijo...

Miedo a las alturas, al triunfo, al éxito... miedo a caer y al fracaso...

Sara dijo...

Queiles!!!genial, me encanta tu estilo, dices tanto en tan poco...me recuerdas continuamente a Ockham y hoy me hablas de las expectativas, que decirte de las expectativas...el logro, la recompensa, el esfuerzo, las metas...no todos funcionamos de igual manera y ¡por desgracia! no siempre la recompensa va acorde con el esfuerzo y eso frustra muchisimo, considero que nuestras expectativas deben fijarse en conseguir metas poquito a poco, objetivo a objetivo poquito a poco, meta a meta, si nos fijamos metas muy dificiles de alcanzar o imposibles corremos un grave riesgo añadido a caer en picado en esa frustración.
Un abrazo amigo

Queiles dijo...

Yaves, si la vida se encarga de darnos sorpresas ilógicas pero reales.

Si amiga Maria,procuro caminar poco a poco, pero te diré que de vez encuando tomaar nuevas rutas da casi má seguridad que ceñirse a las conocidas.

Siempre el mar, es eso lo que intento,decir mucho con lo menos posible, me alegro de que te guste a ti que acostumbras a trabajar las palabras como uno de tus instrumentos en los MCS.

Críptica, espero que salgas a la cancha y hagas un buen partido. Haz temblar la canasta con tus triples.

Loly, que alegria tan grande me das. Sois ejemplo del que defiende con todas sus fuerzas y se deja la piel en el campo. Besos al cielo y a vosotros.

Lúcida, son los miedos que a veces nos atenazan,aunque hay quien hace carrera de estar simpre en el banquillo.

Gracias Sara,suelo tomar prestada su navaja a Ockham, me sirve bastante para estilizar los relatos y procurarlos mínimos pero plenos.

BESOS a todas

Nome Digas dijo...

Bueno, tampoco está mal. Un banquillo de la NBA es bastante reconfortante; al menos económicamente

Diana dijo...

Hola
Accedo a tu blog desde el de nuestra amiga Sara, le estoy agradecida por acercarme a tí.
Que expresividad.
Cómo impresiona saber que puede ser algo real, que tengas 2 metros de altura y vértigo, o miedo a las alturas!. Qué terrible!

Bueno, es la primera vez que te leo, pero con seguridad que no la última.
Un biquiño desde Coruña.

Vivian dijo...

Queiles…¡Queilesss! ¿Pero quién contrató a este tío? jiji.
Seriamente, vencer el miedo es una tarea difícil, pero quedarse mirando es peor. La vida pasa tan rápido que si no te arriesgas, te quedas en un simple perdedor.
Un micro para pensar.
Besitoss.

TOROSALVAJE dijo...

Sus estadísticas no era malas. Seguro.

Aunque mejor haberse arriesgado.

Saludos.

María dijo...

¿Pero todavía nos hemos quedado con las espectativas? es que son tantas las que esperamos ¿verdad que sí? pero aún así yo quiero seguir leyendo un nuevo post en tu blog, y al mismo tiempo te dejo mis deseos de que disfrutes del fin de semana.

Un beso.

Queiles dijo...

No me digas, al menos el consuelo de un buen pecunio jajaja.

Bienvenida Diana,desde ahora tendrás lugar reservado cuando vengas.

Hola Vivian, ese es el tema,arriesgar o perder.Cualquiera ficha a este verdad jajaja.

Si Torosalvaje el riesgo hubiera compensado ¿O no?

Maria impaciente,jajaja pues ya tienes un nuevo post disfrútalo.

Besos a todos