viernes, 25 de abril de 2008

Oportunidades

Estrella fugaz.

Mañana de Viernes santo.Él caminaba hacia el kiosco. Ella paseaba perro y alegria. Se miraron sonrientes en un hola inevitable comprando el diario. Ella dejó el rastro de su perfume.Él, todavia persigue su sonrisa y para rastrearla, desde entonces y cada mañana de Viernes santo, pasea perros por la avenida abajo.

3 comentarios:

Tormenta. dijo...

Pues a ver si se vuelven a cruzar y se devuelven la sonrisa aissss

Besos!.

Maru dijo...

senti tus palabras como las de un amigo cercano, de siempre. Debe ser porque somos calamarianos y nos entendemos en las palabras.
GRACIAS
muy lindo tu espacio, pasare seguido.

un beso

abril dijo...

Las que esperamos, las que buscamos...