domingo, 3 de octubre de 2010

Viaje al interior.

El Colectivo.
Tomaron el colectivo hacia el interior. Aún no estaba excesivamente lleno pero en cada curva o bache de aquella tierra roja, chirriaban todas sus desvencijadas entrañas.
Suben vendedores de pilas, de caramelos, zanahoria, aceite, pera, banana... Una niña con una gallina en la mochila y un señor con un violoncelo. Una inmensa mujer cargando dos sacos y un cerdo siguiendo sus pasos. Algunos ya ocupan gran parte del techo.

- Amor, cada vez es más pintoresco viajar en estos colectivos.

- Si mi vida, hay una buena película aquí. Una peli que refleje La vida del pais desde un colectivo.

- Sí ¿verdad? El país es un colectivo.

Arpa Guaraní.

8 comentarios:

anabel dijo...

Uff, el país es un colectivo, y la vida también...viajas rodeado de gente extraña, a veces extravagante, y vas dando tumbos sin saber exactamente en qué parada tienes que bajar, ni cuando terminará el viaje.

Muy buena entrada.

Un abrazo.

en las nubes dijo...

jaja que verdad... a veces no sabes ni cual es tu parada... ayyy

kais kenneth dijo...

eso es cierto, el colectivo algunas veces es tanto incoherente o incierto... inspirante texto, buenisimo.
dejo saludos.
kais kenneth

Maria Coca dijo...

Pues sí: el país es un colectivo sin destino definido.

Qué bueno.

Un abrazo, amigo.

Abriles dijo...

lo bueno es que viajo acompañada... (por cierto yo también soy un pais)

GEORGIA dijo...

Yo vivo en ese país...

La Parada Poética dijo...

Gran trabajo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Este país es un mundo de locos, se mire desde dentro o desde fuera de un colectivo...

Pasa un buen fin de semana.

Saludos y un abrazo.