domingo, 1 de noviembre de 2009

Exterminios.

Ya era tarde.
El país había sido arrasado por completo. Nadie sobrevivió. No quedó piedra sobre piedra. No restaba un rescoldo de futuro. Al día siguiente llegaría la Corte Penal Internacional para investigar los posibles crímenes de guerra.



10 comentarios:

Sara dijo...

Q triste.

La sonrisa de Hiperión dijo...

No quedaban nada piedra sobre piedra. Sólo quedó la barbarie...

Saludos y un abrazo.

Abriles dijo...

"operación plomo impune"

GINEBRA dijo...

Una visión del horror de las guerras muy interesante, escueta, pero completa.
Cat Stevens perfecto!!!! Besos

Troba dijo...

Al final los traidores dirán que son daños colaterales...
saludos!

Tereza dijo...

Que tan lejos estamos de esa realidad?!?

anabel dijo...

Así somos. Después, cuando ya no queda piedra sobre piedra, se recauda dinero para reedificar la ciudad, para volver a construir...¿Y las vidas humanas, cómo se reconstruyen.?

Un abrazo.

La Maga dijo...

si las piedras pudieran hablar....quiza..
saludos...!

Groucho dijo...

La guerra es una masacre de gente que no se conoce para provecho de gente que sí se conoce pero que no se masacra.
NO SE DE QUIEN ES LA FRASE.... PERO ES TAN REAL.
SALUD.
ESTE MISMO COMENTARIO SE LO HE DEJADO A "AQUI ESTAMOS"
http://carloshugobecerra.blogspot.com/
SALUD.

Maria Coca dijo...

El absurdo de la humanidad más deshumanizada. Cuántos ejemplos hay así!!

Un abrazo.