domingo, 16 de agosto de 2009

De jardines y céspedes.

Ilusiones.
Le mostraron las mejores técnicas y herramientas para podar el césped y mantenerlo fresco y mullido. También le indicaron las tareas y trucos apropiados para su cuidado. Ahora solo le quedaba encontrar una casa con extenso jardín en que cultivar el césped y, sobre todo, poder comprarla. Pero no quiso sentirse tan preso y encorsetado como aquella hierba enjaulada. Buscó los amplios prados que aún quedaban cerca de las montañas. En un momento dado luchó por poder ver la hierba que, según era sabido, crecía bajo el asfalto.



NOTA. Mi intención era poner "Boulevard" de Jackson Browne pero Goear no me permite subirla. Se ve que hoy está caprichoso, en fin.

11 comentarios:

Groucho dijo...

AQUI EN BARCELONA, LA HIERBA NO CRECE DEBAJO DEL ASFALTO... ESTA HUECA, DEBAJO DEL ASFALTO HAY PARKINS, METRO Y ALGUN MUSEO.
LA HIERBA LA DEJAN CRECER ENTRE LAS VIAS DEL TRANVIA Y EN ALGUN PARQUE.
SALUD.

GINEBRA dijo...

Preciosa canción!!! Esa hierba tiene muy buena pinta (no para fumarla,jeejejejee)sino para darse un buen revolcón ahí, en ese verdor, aspirando el aroma a hierba mojada o recién cortada. (un revolcón acompañada mejor que sola, jijijiji)...
No hay que dejarse encorsetar por los sueños, éstos deben libernos, no lo contrario. Por eso es mejor soñar en cosas espirituales y no materiales, estas últimas son muy frustrantes a la larga...
Besos

virgi dijo...

A poco que la dejen, la hierba frágil se cuela entre las obras del hombre. Su tenacidad es admirable.
Un beso

Tereza dijo...

Aqui si crece la hierba... pero nunca para de crecer.
Hei recibi tu mail, muchas gracias, tienes tu relato el sabado. Creo ya tener idea de que tratara. Esta preciosa la fotoo!

Sara dijo...

Mala hierba la que crece bajo el asfalto, prefiero la que sale a la luz, limpia, verde, trasparente.
Me sigue gustando como escribes.
Un abrazote

Abriles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abriles dijo...

Al amanecer emergió. Se había encontrado solo por siglos en una morada de tierra y raíces, observador asombrado de su cuerpo deshaciéndose en humus y vegetación. Hacía días que oía los pequeños pasos de la lluvia, las grandes corrientes subterráneas acercándose a su morada, abriendo túneles. Sentía que estaba cercano el mundo, lo veía acercarse en el diferente color de la tierra.

Vio las raíces, como manos extendidas, llamándole. Y la fuerza del mandato lo atrajo irremisiblemente. Penetró en la hierba, en su sistema sanguíneo, lo recorrió como una larga caricia de savia y vida, un abrir de pétalos, un estremecimiento de briznas y se extendió en los pasadizos vegetales de esta nueva piel.

Oteaba Auer dijo...

La hierba que crece bajo el asfalto, acaba por encontar una grieta para salir en su empeño de buscar el aire, la lluvia...en suma, la libertad.
Saludos :)

Maria Coca dijo...

De ilusiones también se vive. O mejor dicho: todos vivimos de ilusiones.

Besos amigo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"solo le quedaba encontrar una casa con extenso jardín en que cultivar el césped"


Vida tranquila amigo, depues de como está el patio, sólo se puede pedir eso.

Saludos!

GINEBRA dijo...

Otra mujer está a punto de ser lapidada en Irán, acusada de adulterio. Amnistía Internacional está recogiendo firmas para hacerlas llegar a las autoridades de este país y evitar el asesinato injusto de esta persona.
Tu colaboración sería muy importante, sólo tienes que enviar tus datos te dejo aquí la dirección