jueves, 14 de mayo de 2009

Tiempo de mudar.

Volver a jilguero.
Vio la luz por primera vez en el reino que ahora lo exiliaba. Aquel reino había cambiado mucho; tanto que, de haber sido el reino de la libertad, de la igualdad y de la fraternidad, ahora solo era el reino del mimetismo y se premiaba ostentosamente al que coreaba insensible las consignas, liturgias y pautas del poder.
Ya no quería ser el eco prisionero en un barranco y tener que repetir eternamente el grito cínico de los próceres que disfrutaban con la obediencia más gregaria.
Ya no usaría más aquel disfraz de camaleón. La próxima primavera mudaría otra vez su piel a plumaje de jilguero para ya no perderlo nunca más. Y el eco volvería a ser canto de libertad.



P.D. Este post surte mayor efecto si, tras leerlo, se baila esta canción a todo volumen.
¡¡¡Siempre libre !!!

13 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

No baile la canción pero si tus letras, je je.
Un abrazo amigo, cuidate mucho, un beso leerte y un gusto verte por acá. Cuidate mucho, mucho.

XuanRata dijo...

Hacerse extranjero en la propia tierra. Cambiar de piel más rápido que cambian las consignas. Y antes de que sea obligatorio vestirse de jilguero, volver a ser camaleón.

Lúcida dijo...

No es bueno estancarse, hasta la libertad se termina viciando.

Besos

Troba dijo...

el eco de la soledad...

saludos!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

mudemos...

GINEBRA dijo...

Los reinos es lo que tienen, que mudan o cambian mucho... ese pájaro hizo muy bien en cambiar su plumaje, querido Queiles y en intentar por todos los medios no volver a perderlo.
La libertad es el tesoro más importante. Besos enormes para vos

Kostas Vidas, poeta de cantina dijo...

Buenos microrrelato e imagen. Temazo del Loco.
Un abrazo

Nausicaa dijo...

Bailando me quedo :)

Bohemia dijo...

Buen binomio de letra y musica...genial ser mutante!!!

Catalina Zentner dijo...

Hermoso, aleccionador. ¡Viva la libertad!
Y que los cambios renueven colores y fragancias.

Abrazos,

Nohelia dijo...

Es bueno mudar la piel si nos hace aprender de lo que tuvimos que dejar atrás.....y como no siendo libres.

Amapola Azzul dijo...

Muy bonito.

Amapola.

virgi dijo...

¡Ojalá voláramos dónde y cuándo quisiéramos! Pero no siempre tenemos esa posibilidad, por eso hay tantos camaleones. Por lo menos, que el cielo luzca como el de tu foto, un saludo.