martes, 5 de mayo de 2009

Gripe.


Pesadilla.
Vivíamos en un país avanzadísimo que nos permitía estar constantemente protegidos, vacunados, esterilizados, desinfectados, seguros, anestesiados, tranquilos, inmunizados, defendidos, desmemoriados, controlados, investigados, desposeídos, vigilados, paralizados, observados, registrados, grabados,fichados, expedientados, encerrados, sellados, amortajados….
Y aquel país terminó siendo el paraíso.
Cuando desperté me sentí mas tranquilo, solo tenia un poco de fiebre.

18 comentarios:

PAOLA dijo...

Amigo, cómo te extraño, si supieras, estamos un poco desencontrados, y ahora mne arrolló este mini relato, me dejó afiebrada de más, quiero más.
Y sí, estamos custodiados , silenciados, manipulados, aletargados, y se me ocurren infinitas continuaciones
por ahora, besos liberados y te espero siempre por mi laberinto mágico

Emilio dijo...

Muy bueno.
Me encantan tus escritos, siempre concisos, pero directos y dando en la diana cada una de tus frases.

Un saludo.

Camille Stein dijo...

siempre queda algún resquicio endeble en el exceso de protección... quizá lo esencial siga vulnerable y desprotegido

un abrazo

Carlos Becerra dijo...

No se...

Quizás el camino recorrido en solitario, o con ocasionales compañías, me ha llevado a pensar que la única forma de sentirme protegido es el "auto-sigilo"...

Recorriendo mundo, solo en uno mismo se confía con absoluta tranquilidad... yo y mis instintos sobran para atender mi entorno.

Queiles... te dejo un saludo con afecto.

CarlosHugoBecerra

en las nubes dijo...

me encantan tus sentencias finales.
Besos!

GINEBRA dijo...

Una visión perfecta y crítica de nuestro mundo. Observados, controlados, vigilados, encerrados y expedientados (con fiebre o sin ella) estamos, mi querido Queiles...
Otro ladrillo en el muro, ¡qué buenos que son los Pink Floyd!!!!¿no se los pones en clase a los niños???? Les gustaría seguro.... Besos febriles.

Laurita dijo...

Todos anhelamos el paraíso, pero la verdad es que tiene que ser un rollo. La canción le va al pelo al texto.

Besos

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

me gusto mucho tu escrito.... y la cancion A1 con el texto

saludos

Anónimo dijo...

Gracias por estos escritos.

La verdad es que un poco de fiebre nos devuelve a la vida, sí, tenemos que luchar algo, vivir el presente de la covalecencia. Nos hace sentirnos enfermos y vivos, y salimos con una consciencia mucho más fortalecida de lo que somos, de lo que es el ser humano, nos hace terrenales y además nos acerca más a nuestro espíritu.

Saludos. Amapola.

Anónimo dijo...

Por cierto,acabo de pulsar el audio: una canción emblemática.

Saludos otra vez, Amapola

Nausicaa dijo...

Eso me recordó a la peli Equilibrium. Al final merece la pena tener algo más de pura naturaleza.

Ericarol dijo...

hablando de gripe, en Guatemala ya apareció el primer caso. Niña de 11 años. eso dice la prensa....

me encantó el final!

Ericarol dijo...

hablando de gripe, en Guatemala ya apareció el primer caso. Niña de 11 años. eso dice la prensa....

me encantó el final!

Maria Coca dijo...

La perfección es toda una pesadilla. Buena crítica. Me gustó.

Bohemia dijo...

Muy bueno y mas aun en estos tiempo...

PD: El libro de N. Mahfuz me esta gustando mucho...hace tiempo lei otro de este autor...y seguire descubriendolo...y disfrutandolo...

Bss

La sonrisa de Hiperión dijo...

Ahora sólo hay que preguntarse, si relamente si los paraisos, o las pandemias, son reales o son tan comerciales como cualquier producto de una tienda de consumibles, por decir algo, por ejemplo el TAMIFLÚ. Quienes venden, no engañan. Los paraisos no lo son, pero quien los compra como tal, los defederá a muerte, aunque no sepa de lo que habla.

Saludos!

Chapa dijo...

Muito bom, imagem e palavras em grande harmonia.

Azucala - Melba Mercedes Almeida dijo...

Maravillosa definición de la perfección. Me ha encantado pasar por acá te encontré en el blog de una amiga.