martes, 27 de enero de 2009

Posibles leyendas.

El Juego.
Hace miles da años, en alguna parte de África, alguien... no se, un niño o una niña, quizá se entretuvo en buscar unas cuantas conchas que guardó un rato en la mano pues le agradaba tenerlas así; Tan suaves, pequeñas y blancas. Entonces tuvo ganas de contarlas, alinearlas, saltar sobre ellas y volverlas a contar… pronto otros niños aliarían su imaginación a aquellas sencillas conchas. Desde aquel remoto tiempo y hasta ahora, en cualquier aldea, ciudad, jungla, sabana, estepa, montaña o tierra árida; el ser humano entrega largas horas de su niñez al acontecimiento que mejor lo define como humano: Jugar.

21 comentarios:

amor dijo...

y a veces, me temo, jugar con las personas

Troba dijo...

si la vida fuera tan ludica.

saludos!

XuanRata dijo...

Hay que reservar siempre un rincón para el juego. Y hay que ser capaz de jugar con la seriedad que ponen los niños. Qué hermosa foto: dan ganas de abandonar la fotografía por juegos mejores.

Sara dijo...

Que bonita reflexión Queiles!!!el acontecimiento que mejor lo define como humano:el juego, ¡casi nada! has dicho, y has dicho tantas cosas...
A mi muchas veces me encantaría volver a ser niña, y abandonarme a aquellos momentos de juego en los que disfrutaba tanto!!!!y la verdad! pocas veces, he vuelto a hacer con tanta intensidad.Lo peor de todo esto es sin duda, que muchos niños aún no han decubierto, ni han podido disfrutar de verdaderos momentos de juego.
Un abrazote grandote

Kostas Vidas, poeta de cantina dijo...

Silogismo de amor a la literatura:
Si cada letra del abecedario es una concha, y la red o el papel una playa, tú sigues siendo un niño con buena práctica en este juego.
Un saludo.

Abril dijo...

"Ya es ayer, pero entonces era siempre
un trasegar de horarios inmutables
desde la noche al sol.

Cada semana
era distinta e igual a la siguiente.
El niño desdeñaba el calendario
y su patrón reloj era el cansancio.
Edad sin equinoccios, sólo el tiempo
de ser feliz y entonces ignorarlo"

TE AMO señor con nombre de río.-

Oteaba Auer dijo...

Y ese juego está vetado para muchos niños con cargas de trabajos impropios para su edad; pero tambien es verdad que muchos mayores han perdido la capacidad de jugar sanamente, sin ese desmesurado ataque de competitividad que acaba con la parte lúdica.
Besos

sedemiuqse dijo...

Jugar...quizas todo sea eso un juego de niños...
sin que existan ganadores ni vencidos.
Besos y amor
je

Lúcida dijo...

Y cuando dejemos de hacer, entonces hay que empezar preocuparse

GINEBRA dijo...

Estoy de acuerdo contigo totalmante, y añadiría: a los niños que se les priva de el juego, se les acorta la humanidad. Besos

Maria Coca dijo...

Y cuánta importancia tiene saber jugar en todos los terrenos. De niño es lo primero que debemos aprender.

Besoss

Jeanne dijo...

Fue una niña....

;-)

Y no es por presumir pero...

Cornelivs dijo...

Bello es contemplar el juego de los niños.

Saludos.

borraeso dijo...

Dejé de ser niña hace tiempo y sigo jugando siempre que puedo... Saltar, pensar, corretear... me parece una necesidad que hay que cubrir siempre...
Saludos, un placer leerte...

en las nubes dijo...

En mi trabajo tengo que jugar mucho y eso me encanta y tu entrada me parece muy bonita :D

A jugar se ha dicho!

Migueloski dijo...

Siempre que nadie salga lastimado, lo mejor del mundo son los juegos.!

Un Abrazo, hasta luego.

Bohemia dijo...

Me encanto este texto, el modo en que lo contaste...

Un abrazo jugando

Cris dijo...

Ojalá no perdamos aquello que nos hace creer, que nos hace ser capaces de seguir jugando, saltando, cantando, bailando como si nadie nos viera.

María dijo...

¿Puede que la vida sea eso, tan sólo un juego?

Un beso.

Nausicaa dijo...

:) Yo tambien lo creo:
http://bajoelhielo.blogspot.com/2008/10/el-juego-en-su-aspecto-formal-es-una.html

Campurriana dijo...

Me ha recordado a ese juego de patio de colegio que tanto me gustaba: la Mariola.

:)