martes, 18 de noviembre de 2008

Lorquiano.

Toda la cara un yeyo (En recuerdo a Lorca)
Pinté mi cara de blanco, quizá para esconderme o para convertirme así en el mimo de mi propio silencio y expresar con gestos las palabras que aún no conozco. Un nuevo idioma surgió en lo mas escondido de la maltratada humanidad ¡Cuantos silencios aprovechados para la observación! Contemplando el mimo cotidiano de los seres que deambulan por nuestra acera.
Pinté mi rostro de blanco. Encalada la expresión como pared de pueblo que busca llenarse de luz pero mantenerse al fresco. Luz y fresco : cualidades que deseo mantener en el recóndito abismo de mis pequeños anhelos.

P.D. en el lenguaje familiar de los Lorca "Yeyo " era una cara muy pintada, excesivamente abandonada a todo tipo de cosméticos.

P.D.(2) Yo tambien soy Luis Garcia Montero.

14 comentarios:

Cornelivs dijo...

"Contemplando el mimo cotidiano de los seres que deambulan por nuestra acera".

Asi es. Pero creo que esos mimos, mas que mimos se ponen careta; salen a la calle con ella, y por la noche, cuando se van a acostar, se la quitan: entonces se ven realmente como son de verdad.

Un abrazo.

Sonita dijo...

el silencio es grato y permite instantes de inmensa sensatez..
un dulce saludo.

GINEBRA dijo...

Bonito homenaje lorquiano. Los mimos son mágicos, como de un mundo de cuento.
Me parece patético el lío entre dos compañeros universitarios. No conozco la obra de García Montero, pero sus premios son prestigiosos.
Es la vida misma. Besos

en las nubes dijo...

uno de mis primeros montajes fue Bodas de Sangre, genial Lorca siempre!!!

Sara dijo...

Lorca siempre tiene tanto que decirnos...siempre es un placer encontrarnos con sus obras, con su esencia!!!!
Me ha hecho una gracia!!!!!lo del "yeyo" que me estoy mondando de la risa, no por nada, pero es que mi hija de pequeñita, estabamos su padre y yo hablando de un "yeyo" y en el suelo había una babosa, ella pensaba que los yeyos eran babosas, no se porque lo asoció, y me has hecho recordar algo con lo que nos reimos muchisimo.
Un abrazo Queiles.

oyana dijo...

Suavona y yeyo le decía Bernarda Alba a su hija Angustias...Me encanta que recuperes palabras perdidas.
Las palabras...Y los silencios. Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras.
Un beso, Queiles

María dijo...

Bello homenaje.

El silencio es necesario para nuestra paz interior, para reflexionar sobre muchas cosas, pero sobre todo, para que cada uno se pueda llegar a encontrar.

Un beso.

Maria Coca dijo...

Todo un homenaje a Lorca. Precioso. De veras también eres García Montero? Me encanta ese poeta.

Besoss

Ericarol dijo...

en mi país "Yeyo" es cuando te da un ataque de algún tipo.

Que bueno saber que existe un significado tan colorido.

Besos!!!

MaRiLu dijo...

Soy amante del silencio... estoy convencida de su poder de expresión.
Lo de yeyo... es una novedad para mi...
Lo del poeta Luis García Montero, pues gracias por la observación... voy a seguir el link...

Un abrazo!

PAOLA dijo...

Las máscaras silentes son nuestras sombras encontradas, nuestras huellas cómplices, nuestros latidos sin retorno.
Me encantó todo este significado del silencio y sus voces!!!
Besotes

Oteaba Auer dijo...

Dueños de nuestros silencios y también de cualquier máscara con la que deseemos preservar nuestros pensamientos...nuestra intimidad.
Besos

Tormenta. dijo...

Aysss guapetón, cuantas cosas dices muchas veces, con pocas palabras, o una imágen, contenta de estar por aquí de nuevo, un besazo, te sigo..

CRIS dijo...

Sabes? siempre me ha pasado, este tipo de caras maquilladas me confunden, me despistan, me cuesta captar lo que hay detrás a pesar de lo ágiles y directos de los gestos y lo que expresan... siempre me queda un algo raro...