jueves, 27 de noviembre de 2008

En tránsito.

Trayectos

Andar por caminos abiertos y con las manos extendidas hacia un posible abrazo. Dejando que la brisa envuelva nuestro cotidiano transcurrir de sinsabores y agradables pequeñeces que de lo profundo se hacen borbotón en el pecho. Dejar que sean los pasos los que marquen toda posible etapa del destino y afanarse por lo más claro y sencillo: un rayo de luz entre las ramas o un leve sueño aún por cumplir que vuela bajo en forma de pájaro sin nido. Y que al acabar el camino o fondear tu barco en el puerto de llegada seas tan viejo que puedas apreciar que lo importante fue el camino y lo lejos que llegaste, los vientos que respiraste y el fruto que a la sazón sació tu paladar durante la travesía. Y si eres pescador, que seguro lo eres, llena de luceros las redes de tu sentimientos. Tu equipaje llénalo de aventuras, bellas historias y conocimiento.

19 comentarios:

Qymera dijo...

Precioso texto, es como hay que intentar vivir la vida. Dicen que la felicidad es el camino, no un destino. Bonito paisaje el de la imagen.

Un beso!

Oteaba Auer dijo...

Cunado recorremos un camino, pasamos a formar parte de su historia, sembramos gostas de vida que ayudarán a evitar su desaparición...
Bellísima entrada en imagen y contenido.
Besos

Luna llena dijo...

Y que las heridas que en los pies queden sean recuerdos que se resisten a irse...




Un abrazo.

Cornelivs dijo...

Precioso texto Queiles.

Que delicia (además), andar por ese camino con paz y sosiego...

Un abrazo!

Lúcida dijo...

En definitiva, vivir.

Bohemia dijo...

Trataré de tenerlo presente en cada trayecto, en cada viaja...a cada paso...

Besos y gracias por tu último comentario, me encantó!

Carola dijo...

Qué me gusta leerte!
Preciosa foto, como siempre.
Besos encantados.

Sonita dijo...

hermosas letras que se pintan de sabiduria y ternura.. es siempre muy bello disfrutar de cada momento de vida añorando un abrazo, una sonrisa, un roce de felicidad..
un dulce saludo.

Maritza dijo...

Que hermosa imagen de la vida
Un abrazo

Mar dijo...

Te dejo besitos... gracias x el último comentario!!

Mar dijo...

Te dejo besitos... gracias x el último comentario!!

Georgia dijo...

Un abrazo

Vivian dijo...

Hola Queiles!
No te has salvado! Regresé y voy por más (me refiero al unicornio)
¿Esa imagen dónde la has tomado?...¡Es hermosa! Después de verla creo que me dedicaré a la cocina.
El texto como siempre, maravilloso. (Esta vez lo entendí, ando renovada jajaja)
Muchos besos.
¡Volveré!

Queiles dijo...

Sin demérito de los demas a los cuales agradezco siempre sus comentarios, bienvenidas Vivian y Maria despues de tanto tiempo inmersas en la corriente de vuestros quehaceres. Os echaba de menos.
Besos

Queiles dijo...

Al decir maria quise decir Mar, me referia a ti amiga mexicana.
Besos una vez mas

La sonrisa de Hiperión dijo...

"un rayo de luz entre las ramas o un leve sueño aún por cumplir que vuela bajo en forma de pájaro sin nido."

Ese rayo es el que nos ilumina cada mañana, en cada proyecto, en cada 'pase usted primero'.
Saludos!

abril dijo...

De vuelta, y siempre cómplice.-

Queiles dijo...

Nunca te fuite mi querida cómplice. Ya sabes que te quiero mucho.
Besos

Rakel Elke dijo...

He vuelto un bello paseo desde Murcia a Cordoba, entre olivos y esa brisa fresca del mes de diciembre, me quedo aquí, para decirte si me permites tutear, que lo que has escrito es precioso, pasaré por El Unicornio Azul de vez en cuando y si el tiempo me permite venir dando un paseo desde Murcia.

Saludos desde el Mediterráneo.