miércoles, 24 de septiembre de 2008

Mas de sueños.

Insegura.
Aunque ella era una soñadora empedernida, no podía soportar que los demás soñaran. Se sentía indefensa pensando que podía aparecer en sueños ajenos y sufrir o morir en ellos sin saberlo. Le inquietaba mucho pensar en ello y acababa teniendo pesadillas.

19 comentarios:

XuanRata dijo...

Es cierto, a veces es mejor no saber, pero de nuestras pequeñas ignorancias surgen los grandes miedos que lo explican todo y no dejan sitio para los verdaderos sueños.

oyana dijo...

He estado un rato pensando en lo que dices y creo que, efectivamente, lo que ignoramos -de nosotros mismos- nos inquieta, nos retorna, quizá en forma de pesadilla, y nos impide vivir en paz. Es mejor ser consciente de nuestro sufrimiento, afrontarlo, aprender a tolerarlo y dejar espacio para la satisfacción la alegría y la aceptación de uno mismo.

Qymera dijo...

Me han gustado tus escritos, volveré a visitarte. Gracias por pasar por mi bosque.

Un saludo!

CRIS dijo...

Bueno... pero ¿por qué piensa en negativo? Seguro que hay muchos que soñarían maravillas acompañados de ella... y renunciar a esa posibilidad... es una pena!!

GINEBRA dijo...

Vaya, esta soñadora era un poco egoísta creo yo.... hay que dejar soñar y sí se muere en los sueños de alguien también ese alguien puede morir en los nuestros... Muchos besos.

Marilupy dijo...

Soy una soñadora consagrada! y por lo general mis sueños son bellos aunque sufran y perezcan... y sí! creo que muero en sueños de otros (algunos) pero también soy como un regalo para otros...

Un abrazo soñador!

Lúcida dijo...

Como dice ginebra, es un tanto egoísta, tanto que su egoísmo le pasa factura en forma de pesadillas

abril dijo...

Su pesadilla es que un hombre sueña que la ama. En su pesadilla ella huye y el hombre envía en su persecución los perros de su deseo. La mujer cruza un puente sobre un río, atraviesa un muro,
se eleva sobre una montaña. Los perros del deseo atraviesan el río a nado, saltan el muro
y al pie de la montaña se detienen jadeando. El hombre sabe, en su sueño, que jamás en su sueño podrá alcanzarla.
Su pesadilla es que el hombre despierta y descubre decepcionado que ella ya está a su lado.-

Sonita dijo...

el mundo de los sueños es un baul donde vamos atesorando vidas, deseos, miedos, cuentos, pasion... hermoso escrito.
un dulce saludo de una desaparecida!

Sonita dijo...

el mundo de los sueños es un baul donde vamos atesorando vidas, deseos, miedos, cuentos, pasion... hermoso escrito.
un dulce saludo de una desaparecida!

Maria Coca dijo...

Su imaginación era su mayor enemigo. Genial. Felicidades!

Jeanne dijo...

Si viajar en los sueños propios ya es un verdadero placer, hacerlo también en los sueños de otros sería sublime.

Te imaginas? La gente de lugares distintos y lejanos podría encontrarse a través de sus sueños.

Vaya, me has dado una idea....te la debo, vale?

:-)

Laurita dijo...

Siempre he pensado que aparecer en los sueños de alguien debe de ser un honor, y un privilegio. A veces,cuando era jovencita, le pedía a Dios aparecer en los sueños del chico que me gustaba. No sé si me haría caso; ojalá pudiera saberlo, porque me mueve muchísimo la curiosidad: quién sería yo en los sueños de otro.

Besos

María dijo...

Los sueños vuelan,
los sueños hablan,
los sueños no preguntan,
los sueños son ilimitados,
los sueños son libres,
los sueños son duendecillos inquietos,
los sueños son inimaginables.

Un beso.

Fiore dijo...

Ja que divertido yo soy soñadora pero a mi me agarran de mi pie para novolar tan alto y pegarme un poco a la tierra

bso!

Georgia dijo...

Hermoso...realmente maravilloso este escrito, y la imágen brutal

besos desde mis sueños a los tuyos

Mar dijo...

¡Es que a nadie le gusta morir sin saberlo!

Por cierto, excelente imagen.

Amaveli dijo...

Suponer lo que otros piensan de nosotros, raras veces resulta productivo :S

Abriles dijo...

malo