martes, 15 de julio de 2008

Belleza convulsa.

Cisnes y delfines
A pesar de su belleza, odio los cisnes.Cuando apenas sabia andar,una bandada de cisnes me atacó en los jardines de Luxemburgo; desde entonces mi relación con ellos ha sido dificil. Prefiero los delfines, no son nada beligerantes.Una bandada de delfines supone un halo de espíritu protector en las procelosas aguas de la vida. Sólo en el delfín nos ofrece la naturaleza lo que han buscado los filósofos: la amistad desinteresada.

16 comentarios:

Ginebra dijo...

Vaya pedazo de foto chula, chula!!! pués verás querido Queiles, mi relación con los animales de pico y pluma tampoco es muy buena. Desde chica tuve "un encontronazo con unas gallinas" y la cosa fué a peor. Me dan pavor.
Los delfines, parecen majetes. La amistad desinteresada: un tesoro para quien lo encuentra.

María dijo...

A mí me parecen de una belleza muy particular los delfines, los encuentro, fíjate, hasta interesantes y todo jaja, son preciosos, no se ya si es por la magia del agua del mar el que me parezca verlos así o qué.

Besos salados.

Tormenta. dijo...

La amistad desinteresada.. me pregunto cuantos tipos de amistad habrán, me encantan los delfines, anda que no son listos ni ná.Besos niño.

Camille Stein dijo...

la belleza de los cisnes parece más orgullosa, más interesada, como si se pavonearan

la de los delfines es grácil, acuosa, desprovista de afectación, belleza sonriente... natural

... espero que no me esté oyendo ningún cisne :)

un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Molan los delfines. Un chistecillo rápido: ¿Sabes cual es el último pez?


El del-fin!!!!

Bea dijo...

Los delfines son una pasada.
Lo de la amistad desinteresada, "haberla haila", pero es muy difícil dar con ella.
Besos!

abril dijo...

No se, pero algo me dice que además de los delfines algo especial hay con los patitos feos, con aquellos que no acaban siendo precisamente cisnes.
te quiero

XuanRata dijo...

Los cisnes es que son un poco retorcidos, pero hay que comprenderlos: se han atragantado con una de esas preguntas que no fueron capaces de formular en voz alta.
Sin embargo, en cuanto el cisne levanta el vuelo la pregunta se convierte en exclamación y se le olvidan los malos rollos.

Pero los delfines juega con ventaja, saben hablar y además ¿cómo negarle el saludo al de la foto, con esa mirada complice?

Sonita dijo...

Tuve la suerte de compartir momentos, inolvidables, con delfines, y es cierto que son la expresion misma de la ternura y de la dulzura... son seres màgicos que nos transmiten sus ondas positivas de forma muy fuerte... estar con ellos es realmente apaciguador y sublime...

La Maga dijo...

holaaaa!! mira,a mi me gustaron siempre los delfines,me parece que se sonrien todo el tiempo.
son seres sumamente inteligentes y hermosos,aunque tambien me gustan los animales de plumas,pero entre ellos prefiero los gorriones...
me gusto tu blog,pasare seguido!!!
abrazos

fabiana dijo...

Amo los delfines!!
Y amo como escribes!!
Besos Queiles

caramelo dijo...

me gusta ese sentido estético del cuerpo de los cisnes pero me quedo con los delfines; hace un par de semanas en una playa en el Ecuador fui en una lancha hacia mar adentro y una pareja de delfines nos acompañó durante todo el trayecto saltando y jugando, fue tan bello...

saludos,

Lúcida dijo...

A mi me dan pánico las aves, no soporto que se me acerquen. Los delfines transmiten cierta tranquilidad.

Laurita dijo...

Tuércele el cuello al cisne de engañoso plumaje
que da su nota blanca al azul de la fuente;
él pasea su gracia no más, pero no siente
el alma de las cosas ni la voz del paisaje.

Huye de toda forma y de todo lenguaje
que no vayan acordes con el ritmo latente
de la vida profunda. . .y adora intensamente
la vida, y que la vida comprenda tu homenaje.

Mira al sapiente búho cómo tiende las alas
desde el Olimpo, deja el regazo de Palas
y posa en aquel árbol el vuelo taciturno…

Él no tiene la gracia del cisne, mas su inquieta
pupila, que se clava en la sombra, interpreta
el misterioso libro del silencio nocturno.

Poema de Enrique González Martínez (autor antimodernista)

Queiles dijo...

Gracias por el poema Laurita,no lo conocia.
Besos.
gracias a todos los que habeis estado un ratito por acá.Me gusta veros por acá y escuchar vuestras ideas.

Abriles dijo...

Los delfines, los delfines, los delfines
atrasaron tantas fotos, tantas canciones
a veces se las quedaron los delfines verdad.

espero que este beso que te envio te lo hagan llegar