lunes, 12 de mayo de 2008

... son para el verano.

Aun me estremece inmaculada frente a la infamia y el horror fue mi primer amor y fue también la única excusa para una alma ilusa que mientras vivió dio a blancanieves su leve, su primer amor.  (Silvio Rodriguez,Blancanieves,Inédita) PRIMER AMOR
Apareciste en la esquina y hasta el viento cesó para admirarte.Tranquila y con tu cabello suelto. Sonreías y tu pequeño caniche correteaba y volvía a ti con ansiedad.Te adentraste por el estrecho sendero que, finalmente, te uniría a mí. Me miraste de frente. Bella…perfecta. Como la Macarena del libro de estampas que guarda doña Elvira.Achicaste la distancia y anunciaste nuestro encuentro en interminables segundos.Y bajo aquel árbol donde te detuviste para mirarme, me hablaste. Primero con sorpresa y luego con decisión.

¡Me hablaste, reina mía!...

—¡Pero venga, sonso!... ¡Muévete! ¡Que por ahí no paso con la bici!

18 comentarios:

Sara dijo...

Genial!!!
en cuanto al primer amor ya sabes, como dice la Oreja en su canción el amor verdadero es tan sólo el primero...los demás son sólo para olvidar!
en cuanto a las bicicletas pues...me encanta andar en bici, no me costó nada aprender y guardo muy buenos recuerdos de aquellos momentos de mi aprendizaje, ya sabes por eso de la asociación del pensamiento.

un abrazo

Pequeña Ainhoa dijo...

El primer amor.............y el único sabes cual es, hoy no puedo decir más, me encuentro mal y sin sentido a mi vida, el dolor hoy me puede.
Siento ser hoy mala compañera.
Un beso hasta el cielo.
Loly, la mamá de Ainhoa.

J dijo...

jeje

si así suele ser el primero, cuando aún no mal aprendemos a proteger nuestros sentimientos.

-J

María dijo...

Encantada estoy de volver a leerte, y sobre todo, este escrito, el cual, hace mirar para atrás para recordar el primer amor de nuestra vida, aquel que pasó, y que todos hemos tenido, y que vamos aprendiendo de los errores cometidos para no volver a fallar, aunque cometamos otros distintos.

Saludos, y feliz lunes de primavera.

Ely dijo...

Y Asi empiezan tantos amores...

Patricia dijo...

Una ternura de escrito... muy bello. Recordé una canción “Palabras de amor sencillas y tiernas que echamos al vuelo por primera vez, apenas tuvimos tiempo de aprenderlas,recién despertábamos de la niñez.

Nos bastaban esas tres frases hechas que entonaba un trasnochado galán,
historias de amor, sueños de poetas,a los quince años no se sabe más..."

Bellos recuerdos.

Un abrazo

Maritza dijo...

Así es de inocente y tierno, el primer amor, después las cosas se ponen complejas.

Un gran saludo

Queiles dijo...

Loly, siempre eres buena compañera. Hay dias que mejor no levantarse de la cama ¿Verdad? si no te molesto me siento un rato a tu lado, no diré nada solo te acompaño.Dos Besos muy grandes para ti.

ely y j ,gracias por vuestra visita y por compartir un poco de vuestra opinión.

son recuerdos de aquellos veranos:Paseosen bici, los dias interminables, la primera niña que te encandila... tesoros gurdados en el baúl nuestro de cada dia.

Maria, gracias por volver, dejaré siempre abierta la puerta para que pases, te sientes un rato y me cuentes. Hice un pequeño rincón para tu pluma de cristal-

Patricia, ers una auténtica adicta a Serrat eh? n tepreocupes que no es mal vicio ese.Besos
Maritzia, de todo hay, al fin y al cabo.

abril dijo...

me recordaste a Julieta de fernado Delgadillo... creo que te envié la canción.
Hermosa historia, hermosa

Queiles dijo...

Gracias Abril, complice y mejor lectora. Esto tambien es de mi viejo blog. Besos

Queiles dijo...

Sara, el tercer párrafo del comentario a varios es para ti pero no puse tu nombre.

Mediterráneo dijo...

Las bicicletas y los primeros amores...los primeros tonteos, las primeras miradas, el primer roce o el primer beso.
Tiene encanto este post, me gusta.
Bellos recuerdos para no olvidar.

¡Ya llega el verano! jejeje

Saludos

Mar dijo...

Y seguro era preciosa...
Esos amores de niños!!!

Gracias por abrir el baúl tu también...

SOMMER dijo...

Queiles es fantástico el relato. Me ha encantado y ¿sabes por qué?: porque me ha sorprendido el final.

Me gusta interpretar el relato (no se si lo has escrito con ese fin) como alguien que lleva muchos años al lado de esa mujer (quizá como marido) pero que sigue enamorado de ella como el primer día. No en vano, ha sido y será siempre su primer amor.

Abrazos amigo

María dijo...

Aquí estoy de nuevo esperando leer un nuevo post, pero veo que aún no tienes nada, de todas formas te dejo mi saludo y decirte que te agradezco un montón el que me hayas enlazado, yo también lo voy a hacer, muchas gracias por todo.

Un beso.

Queiles dijo...

Sommer, te leo en el blog y en comentarios, y me gustan siempre tus interpretaciones, y la interpretación que haces bien poda cuadrar con el relato.

Si te sorprendió el final, el relato se dirigia hacia el para , además de reflejar ese primer amor nunca olvidado, expresar la relación entre chico y chica en el tiempo en que acaba la niñez y empieza a surgir la adolescencia. tiempo en que ellas empiezan a llevarnos ventaja (Psicológica)

Maria , gracias por tu visita ven pronto, ahora mismo voy a colgar otro post.

carola. dijo...

Jajaja, nunca hubiese imaginado una frase así al final. Todo parecía tan...predecible, jajaja.
Un beso.
Pd.Ya ves, no me conformo con leer lo último que hayas colgado así qeu...retomo todo lo que me he perdido estos días.

Vivian dijo...

Hola Queiles
¡Qué buen final! Ese "reina mía" suenta tan simpatico cuando ya sabes cómo termina, que no puedes reprimir la risa.
Ahora me voy, tengo insomnio...¡Por ahí va y vuelvo!
Un beso