viernes, 9 de mayo de 2008

Imaginación.

El sol limpia las calles, la memoria,   feroces pasiones atenúa.   Invéntate el final de cada historia,   que el amor es eterno mientras dura.  Romper barreras.
Yo dije:
-Perdona No comprendo el idioma, no entiendo nada de lo que me dices.
Ella reia y seguia hablando. En el fondo me estaba diciendo:
-No importa. Puedes imaginarlo.

5 comentarios:

Sara dijo...

Me encanta...ay...la torre de Babel! yo intento su reconstrucción... y hago como la chica de tu texto ¡rio y hablo, no importa! hay un lenguaje universal! no seas mal pensado eh!!!!que te veo!!!!que te estoy viendo!!!el lenguaje de la ternura, la amistad, el BIEN en una palabrita.
besitos

abril dijo...

Ese post me encantó... tengo la fortuna de haberlo leído wen tu blkog anterior. Me enamoró...

Mar dijo...

Siempre quedan los besos, para cuando no entendemos las plabras...

-esos son iguales en cualquier idioma-

carola. dijo...

Me gusta. Y es que nos estamos olvidando de ella. La imaginación alimenta nuestros sueños y, en estos tiempos que corren, se nos mueren de hambre.
Un beso imaginativo.

Queiles dijo...

¡Sara! ¿Que estabas pensado tú? Jajaja.Llevas razón, ese es un lenguaje mucho más comprensible que las palabras cuando están vacias.

Gracias Abril, eres mi mejor lectora.

Ah Mar! Mira que romántica andas hoy, o ayer mejor dicho. Por supuesto es uno de los lenguajes mas claros.

Y no sabes lo que ayuda, Carola. Cuantas veces el idioma deja de ser barrera para conocerse.